La Región
Sábado 11 de Junio de 2016

Obras Sanitarias busca provincializar la cooperativa de agua de Fray Luis Beltrán

Así lo afirmó el titular del gremio, Oscar Barrionuevo, tras la intervención de la entidad en el conflicto que la prestataria mantenía con sus trabajadores.

¿Por qué razones el gremio se involucró en la Cooperativa de Agua de Fray Luis Beltrán?

Sucede que hace poco tiempo fuimos a ver lo que sucedía allí e hicimos la presentación en el Ministerio de Trabajo de la Nación, y resultó favorable, como lo prevíamos, cosa que hacía tiempo que debió darse. Al día de hoy nosotros representamos a los trabajadores de todas las cooperativas de agua, sin meternos con otras entidades sindicales. En el tema de Beltrán, creo que hay una única salida para ese lugar, que es una sociedad anónima con participación estatal mayoritaria, denominada SAPEM. A mi me hubiera gustado más que directamente perteneciera a ASSA, pero por el momento eso no puede ser porque requiere de una ley. Esta SAPEM es una creación que tiene que hacer el Ministerio y el Poder Ejecutivo provincial. Es una situación de una enorme importancia, no solo por el personal que llegó a tener varios meses de atraso de sueldos, sino que había una irresponsabilidad total de los integrantes de la comisión directiva de la Cooperativa de Beltrán. Cuando me tocó ir a Beltrán, primero me cercioré si estaban dispuestos a adoptar las medidas que el gremio les indicara, que es hacer notar públicamente lo que somos, al igual que yo les reprocho a aquellos gremios que hace un paro como medida de fuerza. El paro es una ridiculez. Si hay que hacer algo, hay que hacer huelga, la huelga es por tiempo indefinido. Un paro son 24 horas que le sirve a las autoridades para tomarse un descanso y no resuelve nada. Por eso, una medida de fuerza hay que hacerla con la seriedad que la cuestión laboral reclama, por tiempo indefinido y con todo el ruido que se pueda meter.

Cuando habla de irresponsabilidad, se refiere a la importancia del servicio que presta la cooperativa.

Totalmente. Hace tiempo que no veíamos que ocurriera algo así, y allí los únicos interesados fueron un par de concejales que estuvieron detrás de la cuestión. Ahora estamos en el trance de afiliarlos, no porque lo diga el Ministerio de Trabajo, sino por el convencimiento de ellos. Cuando nos dijeron que estaban dispuestos a hacer eso, fuimos. Y esa medida se adoptó, con un corte de ruta incluido.

¿La opción de municipalizar el servicio se estudia?

Creo que eso no sería correcto. Creo que la gente que está en el Ministerio de Infraestructura de la provincia va a entender esta cuestión. Voy a lamentar mucho si llega a pasar a la esfera municipal, porque allí nunca se acordaron que la cooperativa era una parte más de esa localidad. Ahora se
acuerdan. De nuestra parte ya hemos anotado a 28 trabajadores al gremio y los hemos ayudado a los trabajadores con servicio de supermercado, ropa, medicamentos y obra social. Y no se les ha cobrado la cuota de afiliación, porque en estas condiciones no es posible.

¿A cuánto llegó la deuda con los trabajadores?

Llegaron a tener seis meses de atraso, una situación vergonzante, que es una situación que alcanza lo judicial. Es una situación anormal en todos los aspectos, como el peligro en el trabajo por el estado de abandono de las obras y de los establecimientos.

¿La comunidad de Roldán puede estar tranquila respecto a la calidad del servicio?

Si. El servicio se va a ir normalizando y aún mejorando, pero si seguimos con estos titubeos o si seguimos con la idea de municipalizarlo, las cosas se van a agravar. Las cooperativas ya no tienen razón de ser, y el municipio no nos otorga ninguna garantía. Por eso la participación estatal provincial debe ser mayoritaria, y los trabajadores deben ser partícipes de eso.

Comentarios