La ciudad
Viernes 04 de Noviembre de 2016

Obras que llegan al corazón de uno de los asentamientos más antiguos de Rosario

El Plan Abre avanza en Villa Banana, donde se construyen senderos, se iluminan pasillos y se asfaltan calles. La alegría de los vecinos.

"Esto es como el día y la noche. Los chicos son los que más lo aprovechan. Ahora pueden salir a andar en patín o en bici", dice Eliana mientras camina por calle Valparaíso pasando 27 de Febrero con la mirada fija en el asfalto, que hace un mes llegó al barrio. Ella es una de las vecinas de Villa Banana que participan del consejo barrial, una mesa donde se discuten y proyectan las obras necesarias para mejorar el vecindario, uno de los asentamientos más extensos y antiguos de la ciudad.Así llegó el pavimento a las calles y el alumbrado público a los pasillos abiertos en el corazón del barrio.

La Capital recorrió ayer parte de los trabajos realizados por el municipio en el marco del Plan Abre, el programa que de acuerdo a la evaluación de la UCA permitió en un año mejorar el acceso a servicios y la calidad del espacio público en 20 barrios de la ciudad.

En palabras de los vecinos beneficiados por las obras, los cambios son radicales y llegaron "después de muchos años de espera".

Villa Banana es uno de los asentamientos más antiguos y extensos de la ciudad. De acuerdo a los primeros relevamientos sobre barrios de emergencia, las casillas comenzaron a aparecer en 1968 en medio de una zona, por entonces, de quintas, chacras y hornos de ladrillo. Actualmente, en la barriada de la zona oeste viven unas 15 mil personas en casas construidas sobre terrenos ferroviarios y privados que alguna vez fueron expropiados por el gobierno provincial.

El barrio fue uno de los primeros en sumarse al Plan Abre, cuando comenzó a implementarse el programa elaborado como una respuesta a la complejidad creciente de la dinámica social en las barriadas de las grandes ciudades de la provincia. Tiempo antes, Villa Banana se había convertido en escenario recurrente de las peores crónicas policiales.

En obra. Los pasillos internos de Villa Banana son angostos y retorcidos. Una cualidad que ayer hacía resoplar a la pala mecánica que preparaba los senderos para el estabilizado. Desde la puerta de casa, Liliana Ramos seguía de cerca los movimientos de la máquina. "Ahora vamos a poder salir a hacer mandados o llevar a los chicos a la escuela sin embarrarnos", confía y agradece las obras que considera "el progreso".

Uberto es zapatero y llegó al barrio hace sólo cinco años cuando, "juntando unos mangos", compró una de las tantas viviendas precarias que con carteles pintados a la cal se ofrecen a la venta. Lo primero que hizo fue cambiar los techos, después mejoró todas las aberturas, por último llenó las rejas de macetitas con flores.

"Uno vive en la villa, pero quiere vivir bien", explica mientras invita a conocer la casa y el taller que montó enfrente.

En conjunto. La intervención desarrollada por el Servicio Público de la Vivienda de la Municipalidad incluye la ejecución de carpeta asfáltica en las calles Valparaíso y Lima, entre 27 de Febrero y Amenábar. Al interior de las manzanas, se prevé también construir senderos de hormigón para mejorar el tránsito peatonal.

Finalmente, todo el área accederá al servicio de alumbrado público para contribuir en la mejora de las condiciones de seguridad. Y también se construirán tres playones deportivos en terrenos bajos que, con cada lluvia, se convertían en una laguna.

La definición de los trabajos forma parte de los acuerdos del consejo barrial, en el que están representadas todas las instituciones del barrio. Eliana destaca que los vecinos también colaboran con cada una de las tareas, por ejemplo, en el despeje de las múltiples conexiones eléctricas que cruzan las calles del vecindario para abrir espacio al paso de las máquinas.

Según se estima desde el municipio, los trabajos beneficiarán a más de 500 familias.

A la obra pública se suman otras acciones: programas de capacitación en oficios para jóvenes y jornada ampliada para la escuela primaria.

Comentarios