Central
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Objetivo: Atacar al Pirata

Coudet sabe que hoy no sirve especular. Apuesta por el tridente: Lo Celso, Ruben y Teo.

No será el capítulo final. Pero será decisivo para las aspiraciones canallas. Es que Central intentará esta noche potenciar el frente interno en busca de no sufrir daños materiales y emocionales a la brevedad. También el equipo de Eduardo Coudet buscará seguir haciendo camino al andar y abrochar además una nueva victoria que le permita instalarse en la tercera final consecutiva de la cada vez más seductora Copa Argentina. Belgrano estará plantado del otro lado con las mismas ilusiones que las de Central. Pero dependerá de los auriazules hacerle añicos la esperanza al conjunto pirata y dejar esta tranquila Formosa sabiendo que pueden cristalizar el sueño de toda una golpeada religión canalla en un par de días más.

Esta noche no se tratará solamente de instalarse en el partido VIP de la Copa Argentina. Hay un proyecto futbolístico y económico que también está en juego. No se puede ocultar debajo de la alfombra un ciclo que tomó oxígeno luego de vencer a Boca en Córdoba en buena ley, pero tiene fecha de vencimiento por más que los protagonistas se esfuercen por disimularlo.

En cuanto a lo futbolístico Damián Musto no integró la delegación como estaba estipulado porque, según informó el club anoche, "tuvo un golpe en la pierna que venía de recuperarse y habló con el Chacho para no arriesgar". No obstante, el cuerpo médico aseguró que para el próximo fin de semana podrá a estar a disposición de cara al partido ante Unión, en Santa Fe.

Pero lo más importante serán los jugadores que hoy estarán dentro de la cancha y todo indica que Teófilo Gutiérrez será titular. El colombiano se jugará todo el crédito que le resta para proyectar una continuidad en Central. Conformaría el tridente de ataque junto a Marco Ruben y Giovani Lo Celso, tres jugadores que pueden torcer la serie para los auriazules.

Lo cierto es que Central buscará ganar hoy porque necesita de manera imperiosa insertarse en la final como en las últimas dos ediciones de la copa. Claro que también le urge obtener otro final. Por eso la enjundia de los protagonistas a la hora de referirse a este desafío.

Desde que comenzó esta procesión copera, cada uno de los jugadores fue exteriorizando sin temor cuál era el real objetivo entre estación y estación. Y es lograr el título. No sólo para la alegría de toda la gente auriazul. Sino también para cerrar un proceso que comenzó hace varios meses y fue experimentando a la vez diversas experiencias.

Todo suma si se quiere analizar lo hecho hasta el momento. De los errores se aprende. De los aciertos se potencian las virtudes también. La vida es una enseñanza constante. El fútbol no es la excepción. Central está parado frente a una nueva oportunidad deportiva. Deberá demostrar que está en condiciones de hacer historia como claman y desean sus propios jugadores. Esta noche no tendrá excusas. Debe ratificarlo en la cancha con un buen resultado. Caso contrario, pintan días muy tormentosos en Arroyito con posibles daños internos.

Comentarios