El Mundo
Jueves 07 de Julio de 2016

Obama no retirará más tropas de Afganistán

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció que el retiro de tropas en Afganistán se ralentizará y, que cuando deje el poder en enero próximo, 8.400 soldados estadounidenses permanecerán en el país, más de los 5.500 que en principio iban a quedarse.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció que el retiro de tropas en Afganistán se ralentizará y, que cuando deje el poder en enero próximo, 8.400 soldados estadounidenses permanecerán en el país, más de los 5.500 que en principio iban a quedarse. Obama justificó su decisión, celebrada por su par afgano, Ashraf Ghani, al recordar que "la situación de Afganistán sigue siendo precaria" por la amenaza de los talibanes, que han ganado terreno.

Hace nueve meses, el mandatario anunció que mantendría el nivel de alrededor de 9.800 militares durante 2016, en un rol de entrenamiento y misiones antiterroristas, y retrasaría a enero de 2017, cuando abandona la Casa Blanca, una reducción a casi la mitad: 5.500 soldados. Ayer, Obama señaló que, tras escuchar las recomendaciones del jefe de la misión en Afganistán, del Pentágono, la Otán y Kabul han decidido retrasar la retirada. De todas formas, los 8.400 soldados que queda son pocos frente a los más de 100.000 que llegó a tener Washington en Afganistán entre 2010 y 2012, aproximadamente.

Fin relativo. Obama recordó que en diciembre de 2014 se puso un "fin responsable" a la misión de combate en Afganistán, que se inició tras los atentados de Al Qaeda el 11 de septiembre de 2001. Estados Unidos invadió entonces Afganistán y derrocó al régimen talibán, que daba refugio a Osama Bin Laden y al resto de la cúpula de Al Qaeda. Ahora "el enfoque es entrenamiento, asesoramiento y contraterrorismo", subrayó Obama. También aseguró que, con el nuevo nivel de tropas que mantendrá su sucesor contará con "sólidos cimientos" para garantizar la estabilidad de Afganistán. Pero admitió que el pasado año y medio los talibanes han tomado plazas de gran importancia e intensificado sus ataques, matando a 38 soldados estadounidenses, por lo que el país sigue siendo "un lugar peligroso".

Comentarios