El Mundo
Lunes 23 de Mayo de 2016

Obama llegó de visita a Vietnam

El presidente estadounidense, Barack Obama, llegó ayer a Vietnam para una visita de tres días con el objetivo de fortalecer los lazos comerciales y estratégicos con Hanoi, mientras China mantiene su actitud agresiva en la región y frente a Washington.

El presidente estadounidense, Barack Obama, llegó ayer a Vietnam para una visita de tres días con el objetivo de fortalecer los lazos comerciales y estratégicos con Hanoi, mientras China mantiene su actitud agresiva en la región y frente a Washington.

Esta tercera visita de un presidente estadounidense desde el fin de la Guerra de Vietnam en 1975, luego de las visitas de Bill Clinton y George W. Bush, culmina dos décadas de acercamiento entre los dos países históricamente enemigos. El camino que recorrieron hasta ahora fue espectacular. La visita del número uno del Partido Comunista de Vietnam (PCV), Nguyen Phu Trong, a principios de julio al Despacho Oval, 40 años después de la caída de Saigón, estableció las bases de entendimiento.

En su visita a Vietnam, Obama se entrevistará con los principales dirigentes del país, ofrecerá un discurso en Hanoi y se encontrará con jóvenes en Ho Chi Min, antigua Saigón. En Vietnam, fuertes expectativas rodean esta primera visita de Obama, que dejará el poder a principios de 2017.

"Todavía existe una cierta desconfianza de cara a Washington en el seno de la élite vietnamita, pero la creciente agresión de Pekín en el mar de la China meridional hizo evolucionar la mentalidad y condujo a un acercamiento más rápido con Estados Unidos", subrayó Murray Hiebert, analista del Center for Strategic and International Studies.

China y Vietnam se disputan la soberanía de las islas Paracelso y de las islas Spratly. China ha mostrado una actitud agresiva en estos reclamos, como en otros diferendos similares con Filipinas.

Vietnam, buscando enviar una señal a Pekín, pero también con la intención de modernizar sus fuerzas armadas y reducir su dependencia de las armas rusas, avanza con cautela pero con seguridad con Washington. El país espera un levantamiento del embargo de venta de armas norteamericanas. En el objetivo están los equipos de vigilancia, de comunicaciones y de reconocimiento marítimo. "Vietnam lleva a cabo una política de diversificación de sus asuntos exteriores", dijo Carlyle Thayer, de University of New South Wales. "Desea encontrar un equilibrio en sus relaciones con las grandes potencias sin alinearse con ninguna". El gobierno estadounidense, que condicionado el levantamiento del embargo a avances en derechos humanos, no desveló sus intenciones.

Comentarios