El Mundo
Martes 24 de Mayo de 2016

Obama levantó embargo de armas a Vietnam

La medida normalizó por completo la relación y es una advertencia a China. Hanoi compró 100 Boeing por 11.300 millones de dólares.

Barack Obama anunció en Hanoi el levantamiento del embargo de armas estadounidenses a Vietnam, uno de los últimos vestigios de la guerra que opuso a ambos países hasta 1975. La jugada, muy esperada, también apunta a hacer frente a la agresiva política de China en la región.

"Estados Unidos pone fin a la prohibición de vender equipos militares a Vietnam, vigente hace unos 50 años", declaró Obama en una conferencia de prensa junto a su homólogo vietnamita Tran Dai Quang. El mandatario estadounidense aseguró que esta decisión, reclamada con insistencia por Hanoi, no obedecía a la preocupación por la posición ofensiva de China en sus diferentes litigios territoriales con países del sudeste asiático, entre ellos Vietnam. Fue un modo de admitir por la negativa una de las razones fundamentales de la estratégica medida. "La decisión de levantar el embargo no está basada en China, sino en el deseo de completar lo que ha sido un largo proceso de normalización con Vietnam", aseguró Obama. Estaba apuntando más a Pekín que a sus nuevos aliados vietnamitas. "Esto demuestra que las relaciones entre nuestros dos países están plenamente normalizadas", afirmó por su parte Tran Dai Quang.

Después del levantamiento del embargo comercial estadounidense en 1994 y la normalización de relaciones diplomáticas un año después, esta decisión reviste gran importancia simbólica, pero también militar: Vietnam aún depende de Rusia para equipar a su ejército. Y sin dudas es una advertencia a Pekín, que en 2014 instaló una plataforma petrolera en aguas reivindicadas por Hanoi, lo que causó violentos disturbios antichinos en Vietnam. La plataforma fue retirada un mes después. Pero China ha mantenido su política de hechos consumados en las islas en disputa con Vietnam, Flipinas y varios otros países del sur del Pacífico.

Los dos mandatarios fueron imprecisos sobre derechos humanos, punto que plantea Estados Unidos. Obama sólo recordó "las diferencias" entre ambos países. El presidente vietnamita abordó rápidamente el asunto, asegurando que el régimen quería "proteger y respetar los derechos humanos", pero sin mencionar la sistemática represión y encarcelamiento de opositores. Vietnam tiene una dictadura de partido único.

Agenda comercial. El plan de visita de Obama es ante todo económico, con el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) como principal tema de visita. Destacó que Washington y Hanoi tienen mucho que ganar con ese tratado de libre comercio firmado por 12 países, entre ellos Estados Unidos y Japón, pero no China. En simultáneo con la visita, la compañía aérea vietnamita Vietjet la compra de 100 Boeing 737 por 11.300 millones de dólares.

La imagen de Estados Unidos es especialmente buena en Vietnam: el 78 por ciento de los vietnamitas tienen una opinión favorable de Estados Unidos, con un porcentaje mayor entre los jóvenes, según un estudio de Pew Research. Anoche, Obama gozó de esa popularidad al pasearse por Hanoi y comer en un restaurante popular un menó de seis dólares junto al famoso chef Anthony Bourdain. La visita continuará con una visita a ciudad Ho Chi Minh, antigua Saigón, la capital económica del país.

Comentarios