Cartas de lectores
Miércoles 12 de Octubre de 2016

Nunca más estadestrucción

No pertenezco al sexo supuestamente débil, que de débil parece tener cada vez menos.

No pertenezco al sexo supuestamente débil, que de débil parece tener cada vez menos. Son muy pocos los que le niegan a la mujer sus auténticos derechos, pero hay formas y métodos para manifestarse para que éstos sean reconocidos. Lo que sucedió en Rosario en el 31º encuentro empobrece en valor de la mujer, la desmerece como integrante de la sociedad y las descalifica como representantes de la gran mayoría de mujeres que no están en nada de acuerdo con el accionar vandálico que se vio. Hicieron daño en cuanto lugar encontraron, ya sea en espacios privados o públicos, y no tienen ningún derecho de arruinar la ciudad. Pero lo más preocupante es que no es la primera vez que esto sucede, ya lo hicieron en otros encuentros en distintas ciudades del país. Ahora bien, ¿las autoridades municipales desconocían esto? No creo que no lo supieran. ¿Por qué se les otorgó el permiso para realizar el encuentro? Estimo que las autoridades son tan culpables como los que hicieron el daño, porque en definitiva son los rosarinos que con el pago de sus impuestos pagarán la reconstrucción de todo lo arruinado.

Manuel Castilla

Comentarios