Edición Impresa
Sábado 18 de Mayo de 2013

Nuevo plan de educación sexual y los estudiantes podrán usar su nombre de género en la escuela

El Ministerio de Educación lanza el lunes el plan "De ESI se habla" que le da la palabra a los chicos. También un protocolo que apunta a "la integración"

Con las voces y expresiones de los estudiantes como premisa, el Ministerio de Educación de Santa Fe lanza el lunes que viene un nuevo plan de Educación Sexual Integral (ESI). Se llama "De ESI se habla" y comienza por Rosario. Paralelamente, y dentro de esta misma concepción de integrar a los chicos y chicas, se habilitará un "Protocolo administrativo" que les reconoce —a quienes lo requieran y con acompañamiento de los padres— el nombre autopercibido en su identidad de género, ya sea en las listas de asistencia, exámenes, historial académico, entre otros ejemplos; y hasta que tengan terminado el trámite de DNI. Santa Fe es la primera provincia en tomar esta novedosa medida que alcanza a toda la primaria y secundaria santafesina. La ministra Claudia Balagué anticipó a LaCapital detalles del nuevo plan de ESI y de este protocolo de identidad de género.

Son dos temas clave en una misma idea. Así se puede definir la nueva estrategia que ahora se da el Ministerio de Educación para abordar la ESI en las escuelas y atender a una mejor integración de los niños, niñas y adolescentes en el ámbito escolar. Y la determinación de que los chicos y chicas puedan ser reconocidos en con el nombre de autorreferencia.

Nuevo plan. El nuevo plan de ESI para la secundaria es innovador porque esta vez el énfasis está puesto en darles la palabra a los estudiantes para que elaboren proyectos de intervención comunitaria. "Es un plan nuevo que incorpora todas las voces y fundamentalmente las voces de los chicos, que era lo que nos interesaba en esta etapa: vincular más el trabajo con los estudiantes. El plan se llama «De ESI se habla»", explica la ministra Balagué.

La iniciativa comenzará por Rosario, tal como se hizo con el Plan "Vuelvo a estudiar", donde "hay todo un trabajo centrado ministerial pero que luego articula en cada territorio, en cada municipio con cada comuna para bajar específicamente a todos los jóvenes de todos los lugares", continúa. Más tarde sumará a la ciudad de Santa Fe y luego, progresivamente, a toda la provincia.

"En Rosario —detalla la ministra— ya están incorporadas 18 escuelas públicas y privadas de los barrios vulnerables con los que también trabajamos con el «Vuelvo a estudiar». Esto abarca, en un principio, a 4.600 estudiantes y más de mil docentes, trabajando estas temáticas".

De 1º a 5º.El plan tiene varias etapas e instancias de trabajo. Habrá dos encuentros con docentes y seis con los estudiantes de toda la secundaria, de 1º a 5º año. "Los estudiantes van a tener como deberes a lo largo de todos los encuentros generar un proyecto que para ellos sea interesante en cuanto a prevención de algunas situaciones que consideramos fundamentales", profundiza Balagué. Se abordarán así —entre otros temas— violencias, trata de personas, abusos, noviazgo violento, embarazo adolescente.

A su vez, los docentes tendrán la tarea de "analizar cómo ir incorporando estas problemáticas transversalmente en las currículas, es decir de acuerdo a cada asignatura".

Todo este trabajo será en forma paralela, pero esta vez, en esta segunda etapa de lo que se viene haciendo con la ESI en la provincia —dice la ministra—— "los chicos tienen que ser los protagonistas; tienen que poder manifestar su palabra, para ver cuáles son las situaciones que más les preocupan y cómo abordarlas y discutirlas en cada una de los grupos de trabajo".

La meta es que a fin de año un encuentro reúna a todas las escuelas para mostrar los proyectos y propuestas diseñados por los propios alumnos.

La ministra resalta que en este nuevo plan el Instituto de la Mujer de Rosario tiene "una participación muy importante, con un trabajo muy fuerte en el territorio y en la comunidad".

Protocolo. El año pasado la ministra Balagué firmó la resolución Nº 143/12 sobre identidad de género, un tema que vienen trabajando con la mesa interministerial de LGBT (Lesbianas, Gay, Bisexuales y Transexuales) y que integran distintas ONGs. "Ahora le incorporamos un protocolo administrativo, para que los chicos o chicas que aún no tienen el DNI con el nombre autopercibido (de género) puedan tenerlo para todo lo que es administrativo dentro de la escuela, es decir usar con el nombre que ellos y ellas se referencian", anticipa sobre lo que tendrá alcance a quienes cursan la primaria y secundaria.

Balagué apunta además como dato significativo que "Santa Fe es la primera provincia en incorporar este protocolo".

Integración. Esto alcanzará a las listas de asistencia, lista de exámenes, el historial académico, al carné de biblioteca, entre otros ejemplos de trámites comnes en las escuelas. "Nos parece muy importante para la integración, para que el chico o chica se sientan cómodos dentro de la escuela, trabajando con sus docentes, con sus compañeros; incluso todo lo que él o ella definan en cuanto a su vestimenta, todo eso va a ser respetado", asegura la funcionaria de Bonfatti y aclara que por tratarse de chicos o chicas menores de edad, "todo se hará en un trabajo consensuado, acordado, con referencia de los padres".

"Es una forma de decir que esto es posible, es aceptable. Esto permitirá que se sientan más integrados o integradas", advierte.

A su vez, el secretario de Innovación Educativa y Relaciones Institucionales del Ministerio, Oscar Di Paolo, apunta que esta medida se enmarca en la idea de darles las palabras a los chicos. "El Ministerio de Educación acompaña estas decisiones con normas. Trabajamos con la circulación de la palabra, pero también hay que acompañar con ciertas normas para que esa palabra se instale. Entonces si un chico o chica toma esa decisión (de referenciarse con otro nombre según su identidad de género) que sepa que además de ser mirado con legitimidad por sus compañeros, por la escuela, también está la norma que lo acompañará".

Comentarios