Edición Impresa
Sábado 11 de Octubre de 2014

Nueva maleza resistente

La Red de Conocimiento en Malezas Resistentes (REM) de Aapresid lanzó esta semana un alerta rojo por la presencia de la "brassica rapa", conocida con el nombre vulgar de nabo, nabo silvestre o salvaje. "Se confirmó la resistencia múltiple...

La Red de Conocimiento en Malezas Resistentes (REM) de Aapresid lanzó esta semana un alerta rojo por la presencia de la "brassica rapa", conocida con el nombre vulgar de nabo, nabo silvestre o salvaje. "Se confirmó la resistencia múltiple a glifosato e inhibidores de ALS en biotipos del sudeste de Buenos Aires", explicó la entidad.

Los denunciantes fueron los ingenieros agrónomos Claudio Pandolfo y los doctores Alejandro Presotto y Miguel Cantamutto del departamento de Agronomía de la Universidad del Sur y Conicet de Bahía Blanca.

La zona de difusión de esta maleza está situada en los partidos de Necochea y Balcarce, al sudeste de Buenos Aires y tiene antecedentes internacionales en Canadá con resistencia a inhibidores del fotosistema II (atrazina).

La especie "brassica rapa" (2n=20) perteneciente a la familia de las brassicaceae (crucíferas) es pariente cercano de brassica napus (2n=38), especie ya denunciada con resistencia a glifosato en Argentina. Es una planta anual o bienal, de tallos erguidos, ramificados de hasta 1,5 m de altura. Hojas inferiores cortamente pecioladas, lirado-pinatífidas, dentadas, con lóbulo terminal grande. Hojas superiores lanceoladas, enteras, totalmente abrazadoras en la base. Hojas de pubescencia variable, las inferiores con pelos híspidos en la lámina. Tiene flores amarillas, dispuestas en racimos en los extremos de las ramas, con las flores abiertas superando en altura a los pimpollos.

La planta es de ciclo invernal, florece de invierno y principios de primavera hasta fines del verano y es común su aparición en potreros, rastrojos, a orilla de caminos, zanjas, terraplenes de ferrocarril.

Las plantas resistentes fueron observadas como plantas aisladas o grupos extensos en cultivos de soja RR y en barbechos. La resistencia a glifosato fue comprobada en ensayos controlados bajo condiciones de invernadero (screening y dosis-respuesta hasta 30 veces la dosis comercial).

La resistencia a las 3 familias de herbicidas AHAS (imidazolinonas, sulfonilureas y triazolpirimidinas) fue comprobada mediante ensayos en invernadero a doble dosis comercial de imazapir, metsulfurón, clorimurón y diclosulam. Se probó, mediante test inmunológico, que la resistencia a glifosato es de origen transgénico.

Comentarios