El Mundo
Lunes 25 de Julio de 2016

Nueva etapa para el referendo revocatorio

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que reúne a la oposición en Venezuela, convocó a sus simpatizantes a que se concentren el miércoles próximo frente a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) para reclamar la activación del trámite de convocatoria a un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro. El trámite está congelado por decisión del gobierno, que controla al CNE.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que reúne a la oposición en Venezuela, convocó a sus simpatizantes a que se concentren el miércoles próximo frente a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) para reclamar la activación del trámite de convocatoria a un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro. El trámite está congelado por decisión del gobierno, que controla al CNE.

La MUD reclamará ese día la habilitación de los puntos necesarios para registrar las firmas de al menos cuatro millones de ciudadanos, equivalentes a 20 por ciento del padrón electoral, que se precisan para poner en marcha la siguiente fase del proceso.

La presidenta del CNE, la chavista Tibisay Lucena, anunció ayer que mañana, martes, quedará completada la fase anterior del trámite, que consistió en la recolección de firmas por una cantidad equivalente a 1 por ciento del padrón. Pero la reclama el revocatorio antes del 10 de enero, pues ese día se cumplen cuatro años del mandato de seis. Según la Constitución, si la Presidencia queda vacante durante los primeros cuatro años debe llamarse inmediatamente a elecciones, pero si ocurre en los últimos dos, el período es completado por el vicepresidente. La MUD denuncia que el CNE demoró el trámite con el objeto de que el referendo no se realice o se haga después del 10 de enero. Con ese fin impuso el requisito de reunir previamente firmas equivalentes a 1 por ciento del padrón, exigencia que no aparece en la carta magna. Paralelamente, la MUD reclamó garantías de que el revocatorio se realice este año como una de las cinco condiciones que exige para acceder al diálogo con el gobierno que está siendo promovido por un grupo de ex presidentes extranjeros y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Comentarios