Rosario Central
Viernes 17 de Febrero de 2017

"No tendremos excusas"

Montero cree que el retraso del reinicio del torneo le permitió sumar tiempo de trabajo suficiente como para arrancar bien.

"No tendremos excusas". Paolo Montero entiende de esa forma el desafío que se le avecina como entrenador de Rosario Central. En el corto tiempo que lleva en Arroyito hizo referencia en más de una ocasión al protagonismo que pretende imprimirle al equipo y de la boca para afuera no toma ningún atajo. Le hace frente a las exigencias que, cree, habrá ya en el partido contra Godoy Cruz. Lejos de escudarse en alguna consideración que hoy hasta sonaría lógica, el DT canalla entiende que las pruebas a superar estarán a la orden del día. "Digo esto aun hablando en mi contra", tiró en relación a la consulta sobre si la postergación del reinicio del torneo había tenido para Central más pro que contras.

El razonamiento lo hizo en un cuadro lógico. La ecuación es simple: un cuerpo técnico nuevo y con unos cuantos ideales tácticos por implementar, un mayor tiempo de trabajo puede entenderse como una especie de guiño.

Aquella idea de que la extensión del parate le iba a permitir a él y a sus colaboradores recuperar a algunos jugadores que venían con algunas molestias ayer se potenció. Mejor dicho el propio entrenador le otorgó algo más de sustento.

Entiende que "no" hubo ningún tipo de perjuicio. Más bien todo lo contrario, ya que "pudimos trabajar mucho más y no habrá excusas, incluso diciéndolo en mi contra, en el sentido de que tuvimos todos el tiempo para trabajar". Y aclaró: "Sí nos sirvió para recuperar a jugadores como Pinola y Ruben. Ya tenemos a todo el plantel a la orden y para nosotros es importante para lograr esa competencia sana entre todos".

Declaraciones por parte del entrenador que no parecieron de ocasión. Que haya solicitado refuerzos con carácter o con capacidad de adaptarse rápidamente a un club con tantas exigencias como Central también forma parte de ese ideario sobre que las pretensiones de los hinchas recaerán, indudablemente, también sobre su trabajo. Así lo razona e intenta posicionarse ya desde el arranque como un actor fundamental en la historia que está a punto de arrancar.

En ese contexto sostiene que el equipo tiene aspectos en pleno proceso de afianzamiento y otros sobre los que será necesario meter un salto de calidad.

"Defensivamente hemos mejorado mucho, pero tenemos que hacerlo mucho más en la parte ofensiva más allá de que en los amistosos tuvimos momentos buenos. Sabemos que a nivel ofensivo tenemos que generar mucho más, que tenemos que ser más concretos", analizó Montero.

¿En esa lucha interna o competencia por el puesto sentís que tenés un nivel parejo entre todos los futbolistas?

En los puestos más importantes, que es la columna vertebral, sí. En los zagueros, en el medio seguro. En la ofensiva ya volvió Herrera y Bordagaray se movió muy bien. Eso va a hacer que Teo y Marco deban mejorar aún más.

¿Y en ese terreno entran algunos juveniles, a los que veas ya con capacidad como para ser alternativa en el corto plazo?

Sí. En algunos partidos amistosos se vio, como el caso de Alfani, Rivas y Lovera. Cualquiera de ellos están a la par de los que hoy pueden entrar a jugar. Nosotros los consideramos como al resto, la única diferencia es que Lovera y Rivas tienen 17 años y Alfani un poco más. Pero están considerados y el que esté bien va a jugar.

¿Se trabaja distinto cuando se sabe que inicia el torneo?

Los pasos continúan igual, lo que cambia es la cabeza del jugador, que ya sabe que el próximo fin de semana empieza el torneo y que va a trabajar para ese partido. En los equipos importantes como Central, con jugadores de tanta jerarquía, es importante el día a día para llegar de la mejor manera al primer encuentro.


El final de su historia con Colón

Montero también hizo referencia al fallo judicial a su favor en relación a la rescisión de contrato con Colón. "Terminó como tenía que terminar. Creo que actué bien porque antes de sentarme con los dos equipos que me llamaron (Central e Independiente) opté por rescindir. Después uno lo puede leer a su manera. Estoy en una etapa en la que no pienso en lo económico, sino en el crecimiento como entrenador. En Colón lo tomaron de otra manera y no lo critico, pero no hubiese sido justo que me impidieran trabajar", dijo.

Comentarios