Central
Domingo 16 de Octubre de 2016

"No soy vigilante", disparó Coudet tras la expulsión

El DT canalla explotó de bronca con el árbitro Abal porque consideró que fue mal expulsado.

Eduardo Coudet consideró que estuvo mal expulsado por la reacción que mostró cuando el juez Diego Abal expulsó a Gio Lo Celso por doble amonestación. A eso hay que sumarle que el Chacho montó en cólera ni bien finalizó el partido que ganó el líder Estudiantes por 3 a 2. A tal punto que se dirigió hacia donde estaban los árbitros y trató de argumentar su actitud al ver que el juvenil se perdía el derby del próximo domingo. Como no recibía la respuesta esperada decidió expresar lo que sintió en ese instante. "Yo no soy vigilante como ustedes", tiró el entrenador canalla para luego sí dejar la cancha sabiendo que no podrá dirigir a sus jugadores justo en el clásico.

   "Pateé la botella por la expulsión, fue eso. No te falté el respeto ni una vez. Pateé la botella por el clásico de la semana que viene. No seas payaso", fueron otras de las palabras más resonantes que empleó el entrenador de Central hacia la figura de Abal, mientras la televisión captaba ese momento en directo.

   No obstante, el particular accionar de Coudet no es nuevo. En realidad, con la de ayer acumuló otro capítulo de expulsión o posterior reclamo poco profesional. En la última fecha del torneo pasado, en Córdoba, también se tuvo que ir antes luego de ver cómo Víctor Salazar veía la roja ante Belgrano.

   A eso hay que sumarle cuando en Medellín tuvo un intercambio de opinión con un periodista colombiano tras la eliminación canalla de la Libertadores ante Atlético Nacional, en la rueda de prensa. A eso hay que agregarle cuando Diego Ceballos tuvo una noche para el olvido en la final de la Copa Argentina frente a Boca. El técnico se lo quiso "comer", ya que esa noche el juez tuvo fallos por demás de cuestionados.

   Aunque quizá la más recordada por el pueblo canalla data de la 9ª fecha del torneo pasado en el Gigante. El Chacho fue expulsado pero no se fue al vestuario como debía. Se quedó mirando el partido desde la boca del túnel. Y cuando Central marcó el triunfal y agónico 2 a 1 ante San Martín de San Juan salió eyectado para celebrarlo como un jugador más para sorpresa de todos.

   Sin dudas, la reacción de ayer del entrenador de Central puede tener su hilo de argumento al confesar que "sólo pateé la botella porque no juega el clásico el pibe (Lo Celso), nunca te falté el respeto (a Abal)". Pero luego desbarrancó al decirle "payaso" y "no soy vigilantes como ustedes".

Comentarios