Ovación
Viernes 06 de Enero de 2017

"No soy de vender humo"

Paolo Montero inició su ciclo como director técnico canalla y dejó sentada varias posturas de manera frontal.

Se percibe a simple vista que Paolo Montero está formado a la italiana. Cuando tiene que expresar o dejar sentado algo no apela al doble discurso. Menos a la diplomacia. "No soy de vender humo", esbozó sin medias tintas y como diferenciándose de cualquier semejanza con otras realidades. "Se puede planificar cualquier cosa, creo mucho en la suerte y en el laburo", remarcó de manera tan frontal como cuando impedía en su época de aguerrido defensor que el delantero adversario intentara avanzar. "Vine a un equipo importante. Es una cuestión importante y de vida", acotó en su presentación oficial el entrenador canalla. "Lo más importante es que el plantel nos conozca y sepa que en el fútbol no hay misterios", retrucó el uruguayo tras encabezar ayer la primera práctica al frente de los profesionales auriazules. El nuevo ciclo comandado por el charrúa se puso en marcha. Ahora debe funcionar y rendir.

   En la práctica vespertina se lo vio en modo observador. Giraba su vista como si estuviera procesando información on line. De vez en cuando apuntaba algo, mientras el plantel se movía sin cesar en la cancha principal del country de Arroyo Seco bajo las órdenes de los profes Santiago Ferro y Alejandro Mur, quien volvió al pago (ver aparte).

   Una vez que la primera práctica llegó al final, Montero fue presentado formalmente ante los medios. Luego de un breve prólogo de Luciano Cefaratti, el vicepresidente primero del club le dio lugar al verdadero protagonista de la tarde. "Buenas noches, ante nada es un orgullo para mí estar en Central", fueron las primeras palabras que desprendió el flamante DT en rueda de prensa.

   "No soy de vender humo. Podés planificar cualquier cosa, pero empezó el partido, se patinó un jugador tuyo, te hacen el gol y te tiró la planificación. Creo mucho en la suerte, que para mí empieza desde hoy (por ayer). Aunque a la vez creo en el laburo. Con el plantel que hay merecemos estar mucho más arriba de las posiciones", afirmó sin chistar Montero, quien estuvo rodeado por Cefaratti y Carloni en todo momento.

El uruguayo remarcó además que "somos consciente de lo que dejó el Chacho". Claro, no lo dijo por la flojísima campaña que hizo Coudet en todo 2016. Sino "porque dejó una vara muy alta". A la vez, confesó que "no nos da vergüenza decir que somos un cuerpo técnico joven. Queremos volcar nuestras experiencias a estos jugadores, que cuando me enfrenté me di cuenta de que es un equipo con mucha jerarquía".

También reflejó que el día a día canalla será realmente "paso a paso, porque siempre pensamos así. Logrando los objetivos a corto plazo para luego alcanzar los de mediano y largo plazo". Montero mostró seriedad absoluta en los 20 minutos que ofreció a la prensa, y dejó a la vez bien en claro que no le interesa para nada que se hable de su entorno o vida privada mirando a todos a los ojos como para que no quedaran dudas.

Entre otros de los temas que abordó sin inconvenientes aseguró que venía viendo a Central desde hacía un tiempo. Pero a la hora de consultarle cuál será la diferencia entre lo que mostraba el Chacho y lo que piensa hacer él a la brevedad, Paolo respondió sin dudar: "El equipo del Chacho tuvo momentos espectaculares. A veces, cuando llegás a un lugar donde las cosas vienen tan bien, por más que tengas tu librito, tampoco hay que hacer muchos cambios. Acá nadie tiene un Premio Nobel de química. Esto es fútbol. Todos pensamos más o menos parecido. Y nadie ha inventado nada en este deporte. Vamos a volcar nuestra experiencia y vivirla a un nivel intenso porque todo se contagia", declaró para luego acotar que "este es un equipo ganador. No venimos a cambiar eso. Ojalá siga todo encaminado y que podamos seguir teniendo la intensidad y agresividad que tenía el equipo, y a la vez transmitirle lo nuestro".

El flamante entrenador canalla dijo que ya habló con el Chacho. En realidad lo hizo varios días atrás y se especula incluso que tenga a la brevedad un nuevo encuentro con el técnico saliente. "Jugué con él en San Lorenzo y habló sensacional de los jugadores. Buscaremos no variar mucho de lo que charlamos", relató el uruguayo sin deseos de entrar en más detalles.

Claro que a la vez hizo una breve referencia a lo que pretende plasmar de su estilo de juego. "Para poder jugar en mitad de cancha hacia adelante como el Chacho dependerá mucho de los zagueros que tenga. Porque deberán leer la jugada y saber tirar el achique. Jugar en mitad de campo hacia el arquero se puede, aunque con zagueros rápidos para poder recuperarnos si perdemos la pelota", resaltó.

Con respecto a los dos cupos que desea para reforzar al plantel, el técnico dijo que "dependeremos de las tratativas que haya (por las posibles ventas de Torsiglieri, Musto y Montoya, fundamentalmente). Hay que ir con cautela. Y a la vez hay que ser inteligentes y cantar como el tero, es decir, queremos un jugador acá, pero hay que cantar allá".

Si bien ayer el día de trabajo arrancó con 30 profesionales, lo cierto es que lo ideal para el DT será hacerlo con "25 o 26 jugadores", sobre todo porque el canalla no tendrá doble competencia.

Por último, hizo eje en la cantera auriazul. "Sé que Central cuenta con unas muy buenas divisiones inferiores y vamos a ir trabajando a la par", cerró Montero con la misma firmeza que arrancó la conferencia de prensa.

Comentarios