Central
Sábado 19 de Noviembre de 2016

"No soy feliz porque llevo dos meses sin jugar en Central", admitió Teo

El delantero colombiano puso en duda su continuidad por su bajo rendimiento y las pocas ocasiones que tuvo para convertir.

Confirmado. Teófilo Gutiérrez volverá a ser titular mañana ante Boca. Aunque otro punto para destacar fue cuando se presentó en la conferencia de prensa. Se lo consultó de entrada cómo tomaba la chance que se le presentaba nuevamente. El colombiano habló en ese instante sólo con los ojos. Porque miró fijo hacia donde estaban los periodistas como no deseando entrar en detalles y no exteriorizó nada en ese momento. Cuando se lo puso al tanto de que el Chacho Coudet lo había oficializado en el equipo minutos antes en el mismo lugar, el delantero moreno arrancó con un discurso tan sincero como filoso, desde el punto de vista a que se refirió a varios temas que para otros suelen ser espinosos. Sin ser explícito dejó abierta la chance de que rescinda el contrato con Central en breve como además no tuvo empacho para confesar que no es feliz debido a que no está jugando como espera.

   Entre las frases más salientes que brindó el destacado jugador canalla fue cuando señaló con naturalidad que "no soy feliz porque recién tengo dos meses acá y además no juego". También remarcó que "uno tiene que ser inteligente como persona y como futbolista debe saber cuando las cosas van bien o no tan bien".

   Además recordó sin tapujos que "no tengo que demostrarle nada a nadie. Hice muchos goles en mi carrera". Y ni hablar cuando confesó que "vine porque quise", pero a la vez enfatizó que "deseo ganar algo con Central". Un Teo fiel a su estilo, sin dudas. "Hay que esperar hasta estos últimos partidos para ver cómo va, y si no tomaré la mejor decisión para mí; y seré agradecido con todos", afirmó de manera tan frontal como clara en un ida y vuelta con la prensa sin poner excusas ni estar relojeando la hora para irse del recinto. Lo que lo marca como todo un caballero.

¿No sabías que jugabas?

Bueno, la verdad es que venimos trabajando muy bien en la semana. Este parate nos vino bien a todos para recuperar a varios lesionados y ahora será fundamental sumar de a tres en el campeonato sabiendo que el objetivo es la Copa. Faltan dos partidos para ganar algo importante en este club y eso lo saben todos los compañeros y cuerpo técnico.

¿Y qué representa para vos tener la chance de volver a ser titular?

Lo tomo con tranquilidad sabiendo que no venía jugando y que mi compañero lo venía haciendo mejor. Ustedes (periodistas) después saben lo de la lesión. Sólo resta sumar en estos partidos y que el grupo pueda luego disfrutar.

¿Cómo trabajan desde lo mental para pensar en Boca y no en la Copa Argentina?

Son encuentros que todo el mundo quiere jugar por la dimensión que tiene. Será uno abierto y esperemos estar a la altura. Y que el equipo encuentre el plus como en la Copa.

¿Se puede decir que el receso te vino bien para recuperarte y, además, te sentís en deuda por lo que tocó hacer en Central hasta ahora?

En deuda no. No tengo que demostrarle nada a nadie. Si vine fue porque quise. Es una experiencia que quiero probar y a la vez hay que esperar hasta estos últimos cotejos para ver cómo va y si no tomaré la mejor decisión para mí y seré agradecido con todos.

¿Por lo que estás diciendo es una posibilidad de que a fin de año cambies de rumbo?

Creo que uno tiene que ser inteligente como persona y como futbolista debe saber cuando las cosas van bien o no tan bien. Uno tiene que ser sincero ante todo porque primero está el grupo. Siempre trato de dar lo mejor, pero hay cuestiones extrafutbolísticas que uno no puede cortar las medidas. Cuando estoy al ciento por ciento conozco mi capacidad de lo que puedo dar. Esperemos que Central gane la Copa Argentina, que eso nos dará un cupo en la Libertadores y luego pensaremos lo que es mejor para todos.

¿Para vos será fundamental que Central gane la Copa Argentina y juegue luego la Libertadores para tomar una decisión?

Sí, y es difícil porque vengo cedido de un club de Europa. Este es un grupo que sabe a lo que quiere jugar con un cuerpo técnico que se conocen. Y uno tiene que respetar esa identidad de juego que los identifica y aceptarla.

¿Significa algo especial enfrentar a Boca?

Ya lo dije, soy hincha de River y no es nada extraño. Trataré de disfrutar el partido como lo hice en los clásicos que jugué en mi carrera. Trataré de asumirlo con responsabilidad, altura y demostrando dentro de la cancha jugando en equipo.

¿El hecho de que no hayas convertido hasta el momento te genera una especie de presión extra a la hora de entrar a la cancha?

No, porque llevo mucho goles en mi carrera. No soy un goleador porque me gusta más jugar con la pelota. Es mi estilo y trato de perfeccionarlo día a día para ser mejor donde esté. Por aquí hay una forma de juego y hay que respetarlo. Es obvio que llevo tres meses y dos sin jugar. Lo hice sólo seis o siete encuentros y no me llegó una bola (pelota) mano a mano con el portero (arquero). Y para cualquier delantero es difícil no tener opciones de goles. Pero creo que en cualquier momento vendrán. Por eso hay que estar tranquilo y confiar en los compañeros.

¿Puede pasar que por ahí en cancha ves un encuentro que el resto no nota?

Sí, porque por ahí tiene que ver con el estilo de juego que tiene el grupo y cuerpo técnico. Vine a sumar, trato de entrar en el grupo pese a que no me salieron las cosas de entrada y asociarme para transmitirle la experiencia que viví en los lugares donde estuve. Sobre todo en la selección donde jugué con jugadores de gran nivel. En el fútbol hay que aprender cada día como también captar el mensaje.

¿Notás que estás mejor desde lo físico o aún te falta?

Podés estar bien, pero si no metés un gol no pasa nada. Es correr detrás de una pelota y ya está. Después te van a pedir rendimiento a fin de año, y el presidente preguntará cuántos goles hizo o pases gol dio. Por eso el día que me sienta mal y vea que no rendí, diré muchas gracias. Podés estar bien físicamente, pero si no lo estás desde lo mental es como que te falta algo. Estoy bien y ahora sería cuestión de hacer un gol porque cuando lo hago es como un éxtasis para mí, además de que te da más confianza.

La sensación es que se te nota como incómodo o fastidioso con esta situación.

No, ustedes (prensa) me hacen las preguntas y respondo sinceramente. No puedo decir cosas que no siento. Si me consultan debo respetarlos y ser sincero. No puedo engañarme a mí mismo. Y si a alguien no le gusta, ¡qué pena! Soy así y siempre me mostré de esta forma. Me equivoqué muchas veces y lo seguiré haciendo, pero en mi cabeza nunca está bajar los brazos. Por eso donde voy siempre gano cosas, sea individual o colectiva.

¿Estás cómodo en el club o sos feliz en la ciudad?

No me pueden pedir que esté feliz en dos meses que llevo cuando sólo conozco la ruta para ir de mi casa al entrenamiento y el shopping. No conozco nada. No me pueden pedir que lo sea ahora. No estoy feliz porque no estoy jugando y porque amo el fútbol y quiero jugar todos los días, como también darle un pase a un compañero. En este tiempo me tocó vivir esa enseñanza que nos da Dios, el fútbol y la vida. Y por eso hay que tomarla con calma. Luego, en diciembre, evaluaré las cosas como también lo hará el cuerpo técnico y el grupo..

Comentarios