Edición Impresa
Lunes 05 de Septiembre de 2011

No sólo un anuncio

El lunes pasado un grupo de familias de barrio Toba que perdió todo en un incendio intentó usurpar las casas que la Fundación Madres de Plaza de Mayo levantó en Juan José Paso y Travesía.

El lunes pasado un grupo de familias de barrio Toba que perdió todo en un incendio intentó usurpar las casas que la Fundación Madres de Plaza de Mayo levantó en Juan José Paso y Travesía. Si bien este dato fue minimizado por miembros de la comunidad barrial y de la Fundación, fuentes calificadas lo terminaron confirmando.

Cuatro días después se conoció que cerca de 20 familias viven en un claro estado de hacinamiento dentro de una pensión trucha y con serio riesgo de desmoronarse en pleno centro de Rosario, San Luis 1038. La noticia no era nueva. La Capital ya había dado cuenta de ello en diciembre pasado.

Las dos situaciones dejan en evidencia uno de los déficits más graves que tienen la ciudad y el país: la falta de vivienda. Y en ese sentido, el plan de Antonio Bonfatti de otorgar lotes para que allí se puedan construir hogares es una iniciativa que debe saludarse.

Se trata de dar un paso en la búsqueda de uno de los preceptos consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos: toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.
Los cálculos oficiales estiman que en Rosario hay unas 25 mil familias viviendo en villas miseria. Hay planes que intentan mitigar esa realidad. El Rosario Hábitat es uno de ellos. La urbanización de los asentamientos, el loteo de las tierras y la llegada de servicios esenciales pone algo de dignidad al alcance de esas familias.

Por encima de esa franja subyace otra realidad: la escasa posibilidad de acceder a un crédito hipotecario que tienen los sectores medios. De allí que préstamos blandos como los que lanzó el municipio y planes de viviendas accesibles, como el que se construirá en Mendoza al 5000 y frente al parque Regional Sur, hayan tenido tanta convocatoria.

El plan que prevé instrumentar Bonfatti genera expectativa. Busca poner en un pie de igualdad a quienes habitan en esta provincia y se mete de lleno en uno de las grandes deudas que tiene el país. Ojalá no sea sólo un anuncio.
 

Comentarios