Edición Impresa
Lunes 09 de Febrero de 2015

“No se animó porque perdía”

Las versiones de que María Eugenia Bielsa no sería candidata a nada en las próximas elecciones provinciales se fortalecieron ayer a partir del mediodía.

Las versiones de que María Eugenia Bielsa no sería candidata a nada en las próximas elecciones provinciales se fortalecieron ayer a partir del mediodía. Pero, fiel a sus intenciones de cultivar el suspenso, la ex vicegobernadora y renunciante diputada provincial demoró un poco más en aclarar las dudas. “No se animó a jugar porque sabía que perdía y a pesar de su imagen y los votos que dice tener no iba a evitar salir tercera”, fue el comentario más escuchado en el seno del peronismo. Claro, se basan en que en los comicios del 2013 donde fue la más votada, en los departamentos sumó menos sufragios que varios senadores del PJ. ¿Se rompe el mito de que es la más ganadora?

El misterio que fue hasta el final

A los compañeros de partido de Bielsa nadie podrá convencerlos de que las demoras que tuvo la rosarina en comunicar su decisión de no ser candidata no tuvieron otro objetivo que perjudicar las chances del peronismo. “Sin mí el abismo”, parece ser la interpretación que hacen. Es que a esta altura del cronograma electoral, en el peronismo ya habían dejado de mirar de reojo qué haría la dama más nombrada y menos querida  dentro del PJ. Es que como decían ayer varios dirigentes de ese partido, “el daño ya está hecho. Que después de haber tenido inmovilizado a todo el partido y de haber pedido condiciones imposibles de cumplir ante la propia presidenta anuncie que no le interesa ser candidata, es lo mismo que lo diga ahora o tres minutos antes del cierre de listas. En la última semana del plazo no le sirve a nadie”. ¿Le pasarán factura después de los comicios de abril o intentarán que su ausencia no se note?

Los candidatos que no renuncian

Es un clásico de todas las elecciones. Una vez que se anuncian los candidatos, varios de ellos están ya en función pública producto de anteriores votaciones. También hay otros que ejercen cargos en los que no fueron designados por el voto sino por la decisión de un gobernante. Lo concreto es que tras haberse hecho pública su nominación y, más aún, al vencer el plazo para registrar las candidaturas y esa intención quedar  oficializada, surge la polémica. ¿Está bien que los candidatos sigan en funciones o deberían tomar licencia? Habrá que seguir de cerca sus decisiones.

Comentarios