Información Gral
Viernes 09 de Septiembre de 2016

No quedan dudas sobre el poder que tiene la mente para enfermar el cuerpo

Un estudio realizado por la Universidad de Pitsburg constató que el estrés, la depresión y otros trastronos nerviosos pueden ser fatales para el buen funcionamiento del organismo.

Un equipo de científicos de la Universidad de Pittsburgh, Estados Unidos, comprobaron que el estrés, la depresión y otros trastornos mentales pueden alterar y afectar al organismo, lo que es una evidencia más de la relación que existe entre la mente y el cuerpo.

La investigación, publicada en el Journal Proceedings of the National Academy of Sciences, ayuda a entender los motivos por los que la meditación, el yoga o el pilates son claves para modular la respuesta del cuerpo a estados de estrés físico, mental y emocional.

Los investigadores rastrearon el circuito neuronal que une las áreas de la corteza cerebral con la médula suprarrenal, descubriendo el "gran número" de redes neuronales que existen. Además, al realizar un seguimiento del virus de la rabia, comprobaron que el control de la médula suprarrenal se origina en múltiples áreas corticales, lo que evidencia la influencia que las áreas motoras de la corteza cerebral y de otras áreas corticales tienen sobre la cognición y el afecto.

yoga1.jpg


Así se constaró que, cuando una persona está sometida a mucho estrés, su cuerpo suele responder a este estado con palpitaciones, sudoración y dilatación de las pupilas para prepararse para la acción, lo que se conoce como las respuesta de 'lucha o huida'.

"Si alguien te insulta, el cuerpo no tiene porqué enfrentarse, sino que es más probable que ofrezca una repuesta más matizada e ingeniosa, opciones que son parte de lo que ofrece la corteza cerebral", indica el informe final del trabajo científico.

Asimismo, se constaró que las áreas motoras de la corteza cerebral, que participan en la planificación y ejecución del movimiento, proporcionan un aporte sustancial a la médula suprarrenal, lo que, a su juicio, puede explicar los motivos por los que los ejercicios corporales básicos son tan útiles para mejorar el estrés.

De la misma manera, el estudio puso de manifiesto que las áreas de la corteza cerebral se activan cuando hay una sensación de conflicto o se es consciente de que se ha cometido un error. Una observación que, tal y como han detallado los investigadores, plantea la posibilidad de que la actividad en estas áreas corticales, cuando se piensa en un evento traumático o se cree que se ha cometido un error, influye también en la médula suprarrenal.



Comentarios