Ovación
Miércoles 28 de Septiembre de 2016

No puede pasar como si nada

Llama la atención que, excepto el prácticamente ex piloto Marcos Di Palma, el ambiente del automovilismo no se haya pronunciado aún. Menos la dirigencia.

Llama la atención que, excepto el prácticamente ex piloto Marcos Di Palma, el ambiente del automovilismo no se haya pronunciado aún. Menos la dirigencia. Ni los implicados. Nada. Ni una línea. Quizás haya sido la sorpresa, quizás haya faltado capacidad de reacción, pero es hora de sentar postura. El video donde el campeón del Turismo Carretera 2012, Mauro Giallombardo, y Juan Bautista De Benedictis (hijo de Juan Antonio, subcampeón del TC 86, 93 y 96) se filman en un acto sexual explícito con una mujer no puede remitirse sólo a un ámbito privado. No parece haber dudas, a menos que surja una explicación diferente que nadie dio, que los protagonistas de la categoría más popular del país lo divulgaron a por lo menos un tercero, trascendiendo el espacio íntimo. Y, lo más grave, haciendo públicas durante el acto expresiones verbales y físicas que denigran a la tercera participante de esta historia y con ella al género, lo haya consensuado o no, o se dedique a la actividad que se dedique.

Hace rato que el TC busca desterrar el aura de ambiente donde la prostitución, y en ella la trama siempre oculta de la trata, es posible. Aunque no sea este el caso, aviva fantasmas, envuelve al resto. Este fin de semana corre en Concepción del Uruguay la categoría reina. Hay que hacerle honor al mote. No puede pasar como si nada.

Comentarios