Ovación
Domingo 20 de Noviembre de 2016

No perderse por la banda

Newell's pretende desarrollar la línea de juego que acostumbra de local, ante un rival con poder ofensivo.

Dos semanas atrás, Newell's sufrió el primer tropezón en el torneo. Pese al sinsabor de la derrota contra Racing, tuvo poco para reprocharse. La campaña sigue siendo buena y se mantiene en el puesto de escolta, a ocho puntos de Estudiantes, que ayer ganó. Esta noche le toca River, indudablemente uno de los mayores desafíos del ciclo de Diego Osella. El rojinegro lo espera en el Coloso con el valioso retorno de Ignacio Scocco. La presencia del goleador es imprescindible para fortalecer una línea de juego bien definida y rendidora, cuya exigencia será mayor contra el poderío millonario.

   Lo positivo de Newell's para esta noche es que de local siempre tuvo un mejor funcionamiento que afuera de su estadio. El esquema táctico que presentará será el habitual, con la línea de cuatro en el fondo y los dos mediocampistas centrales, el reaparecido Juan Ignacio Sills y Sebastián Prediger. Contará con tres volantes ofensivos, Joel Amoroso, Mauro Formica y Maximiliano Rodríguez, y un atacante, Nacho Scocco.

   Sin misterios, intentará desarrollar el fútbol que acostumbra, procurando no dejar margen de maniobra a los futbolistas de buen pie del conjunto de la banda. Ni Andrés D'Alessandro ni Pity Martínez ni Nacho Fernández son futbolistas a los que se les pueda dar libertad de acción. Osella entiende que una de las claves es "sostener el balón" y para eso requiere hacerse de ella pronto y lo más lejos de su arco.

   Si bien el despliegue colectivo es vital para la obstrucción del rival, la batalla del medio requiere especialmente de los volantes centrales. En ese sector en el que Newell's se quedó sin Diego Mateo y Facundo Quignon por diferentes lesiones, ambos entre los futbolistas más parejos del equipo, Sills y Prediger serán los que deban complementarse para interrumpir el circuito futbolístico de River. Al respecto hay algunas cuestiones a tener en cuenta. Nunca lo hicieron juntos y Sills llega sin ritmo futbolístico porque hace cuatro encuentros que no juega.

   De ellos dependerá hacerse fuertes en la mitad de cancha, entorpecer el juego de los volantes rivales y evitar que sean abastecidos Sebastián Driussi y, fundamentalmente, Lucas Alario, temible si le dan el mínimo resquicio.

   Con la pelota, Newell's deposita la confianza en el buen momento que atraviesa Mauro Formica. Desequilibrante con la gambeta o el toque entre líneas, le faltaba otro socio. Es que con Maxi Rodríguez no siempre alcanzaba. Necesitaba otro receptor de sus pases, que pise el área y sea capaz de quedar de cara al gol. Y hoy lo reencontrará con la vuelta de Scocco. Si el delantero está intacto físicamente, ya dejó en claro durante el torneo que es peligroso.

   La postura ofensiva de River, que se encuentra dos puntos abajo del rojinegro en la tabla, es clara. Intenta convertirse en protagonista y ataca en forma masiva, con laterales que se proyectan.

Descuidarse lo menos posible y jugar al ritmo que le conviene figuran entre los principales requisitos de Newell's para tener chance de reencontrarse esta noche con un buen resultado.

Comentarios