Ovación
Lunes 16 de Mayo de 2016

No inquietó ni generó nada y continúa sin embocarla

El rojinegro falló en el ataque, entre otras cuestiones del juego, y lleva cuatro partidos sin convertir.

Ovación / En Buenos Aires.- La falta de gol es uno de los tantos temas preocupantes en Newell's. Entre los que más resalta. Es imposible imaginar buenos resultados si no la mete. Ayer la Lepra alcanzó los cuatro encuentros sin convertir en el torneo de transición. Los números negativos no se detienen allí. Hizo solamente dos goles en las últimas siete presentaciones. Muy poco. La goleada sobre Sansinena el jueves por la Copa Argentina, que no se considera en esta racha negra, fue la excepción a la regla en este pobre presente rojinegro.

No se trata exclusivamente de una cuestión de puntería o de que el arquero Crivelli haya tenido una buena actuación. Nada que ver. Newell's no tuvo llegada y pisó muy poco el área de Temperley. No generó, algo que no es nuevo. Para colmo, Mauro Formica, el único creativo con el que cuenta, quedó descartado para el partido de ayer y para el del domingo ante Atlético Tucumán debido a una distensión en el sóleo.

El arco rival le quedó lejísimo y las posibilidades de convertir fueron prácticamente nulas. El remate de Scocco desde afuera del área fue la primera acción de riesgo contra Temperley. Recién a los 88'. No es necesario decir entonces nada más. Antes de esa acción hubo aproximaciones territoriales de Newell's, que jamás inquietaron al arquero Federico Crivelli.

No es casualidad que esos inconvenientes se señalen una y otra vez. Tampoco que se recuerde todo el tiempo que la última conquista fue la de Héctor Fértoli en la victoria sobre Huracán por la mínima diferencia en el Coloso por la 11ª fecha. Es que después no convirtió ante Central (0-0), Estudiantes (0-0), Defensa y Justicia (0-1) y Temperley (0-2).

Cuatro partidos sin anotar. Una pobrísima producción, pero que no es la peor de la historia rojinegra. En 1993 llegó a estar ocho partidos sin convertir en el torneo de primera, bajo la conducción de Eduardo Luján Manera. Pero no es algo que sirva de consuelo.

Lo de Newell's es un problema de arrastre. Antes de aquel solitario gol a Huracán, el conjunto de Osella igualó sin tantos con Argentinos y, previo a eso, empató 1-1 con Aldosivi. Siete partidos y apenas dos goles.

En la caída de ayer, Fértoli insinuó un poco con sus desbordes por izquierda en el primer tiempo, pero no mucho más. Menor aún fue la influencia de Scocco y todavía más deslucida las actuaciones de Maxi Rodríguez y Tevez. El resto no aportó nada en ataque, entre ellos el ingresado Boyé, que ya prepara las valijas para irse.

El gol continúa siendo la gran cuenta pendiente.

Comentarios