AFA
Sábado 24 de Septiembre de 2016

No hay que mojarle la oreja a Barcelona

El Patón necesitó de la resonancia mediática para entender que en algunos lugares siempre es conveniente no entrometerse por más pata ancha que se tenga.

Es saludable que Edgardo Bauza volviera sobre sus pasos y bajara el tono confrontativo que generaron sus palabras cuando dio a entender que Lionel Messi se lesionó porque en Barcelona no lo cuidaban debidamente. El Patón necesitó de la resonancia mediática para entender que en algunos lugares siempre es conveniente no entrometerse por más pata ancha que se tenga. Igual, no hizo más que defender como lo hubiera hecho un padre cuando le tocan a un hijo. Los medios catalanes saltaron como leche hervida y hasta ningunearon la elección de Bauza como entrenador de la selección argentina. Hasta la AFA tuvo que recoger el guante y salir a pedir disculpas públicas para calmar las aguas que llegaban turbias.

Desgraciadamente ningún técnico del seleccionado argentino pudo torcerle el brazo a una empresa multinacional como es Barcelona. Mucho menos si el objeto en cuestión es Lionel Messi. Es que Barcelona no sólo se siente el dueño de los destinos de Leo, sino que tiene la potestad de decidir cuándo y cuántos partidos durante el año. Por la sencilla razón de que es el club que le paga mensualmente el sueldo y también el que lo explota como el principal engranaje publicitario para pasear la marca de Barcelona por el mundo. Además, Messi es un animal competitivo que no quiere perderse ni los rondos en los que participa junto a Iniesta, Neymar y Suárez. No sólo eso. Tampoco nadie puede pararse enfrente de él para insinuarle que elija los partidos u opte por alguna competencia para no desgastar el físico. En Barcelona, Messi es Dios. Por eso hasta la propia prensa catalana ya tiene internalizado que nadie es capaz de mojarle la oreja a Barcelona. Bauza toreó un poco y la reacción fue inmediata. Por eso tuvo que recoger el barrilete.

Comentarios