Edición Impresa
Sábado 26 de Febrero de 2011

No es sólo tema de madres

Para la educadora Diana Urcola el acompañamiento de los chicos en la escuela no puede ser sólo un "tema de madres", dejando afuera a los padres. Y propicia así un diálogo compartido entre la escuela y las familias, cuidando mucho evitar "las posibles descalificaciones al docente cuando se refieren a ellos delante de los niños".

Por otra parte advierte que la participación de los adultos debe darse puertas adentro del hogar, con "una mirada atenta" y "afectiva" sobre las actividades académicas y el mismo rendimiento escolar. Pero también hacia afuera, interesándose por cómo sus hijos se vinculan socialmente.

"Un niño triste, un niño no integrado a su grupo de pares, un niño en conflicto con amigos, sin duda necesita de un apoyo en el seno familiar y también en el escolar. Una mirada atenta de los padres puede detectar a tiempo un conflicto relacional que podría incidir negativamente en el proceso de aprendizaje", sugiere la especialista en temas de educación.

Comentarios