Edición Impresa
Sábado 14 de Mayo de 2016

No asustarse con la tecnología

La educación, en cuanto responsabilidad, cae mayormente en los adultos, ya sea en la escuela, en la casa o en el club.

Te recomiendo que no te asustes con la tecnología que manejan los chicos. La educación, en cuanto responsabilidad, cae mayormente en los adultos, ya sea en la escuela, en la casa o en el club. Ellos lidian con un mismo problema: cómo evitar que los velocistas de las pantallitas los pasen por encima. Las redes sociales se llevan la mayor parte de las preocupaciones. Instagram, Facebook, Snapchat, y las que vendrán, enferman a los padres y docentes. Se sienten en desventaja porque saben menos de ese mundo. No pueden creer que toda la atención esté en la pantalla y huelen algo raro. Hasta les suena paradójico que el chico busque una conexión (por la de red de datos o wifi que alimentan los dispositivos). La crítica y prohibición de celulares o tablets seducen.

   Un buen ejemplo para pensar la tensión generacional está en la última temporada de la serie de TV Louie emitida por la señal FX y disponible de descargar en internet. En cinco temporadas, y con una primera persona que sí vale la pena, cuenta la vida de Louie CK, un comediante que vive en Nueva York y es padre soltero de dos chicas. En un capítulo, el comediante lleva a su hija mayor, una preadolescente, a ver una obra de teatro a Broadway. En las gradas, la chica parece no responder a la obra. Al menos no como el padre, que se ríe y emociona. Ya en climax dramático, el padre mira al costado y encuentra a la hija con los dedos en el teléfono y la cabeza gacha. Enojado o decepcionado, le pide que entregue el teléfono a la salida del teatro y la acusa de mandar mensajes de texto. Ella se defiende. Le dice que no había sido así. Ella estaba googleando con el celular al autor de la obra porque le había gustado. Y más, le enrostra datos del contexto de cuándo se escribió la obra que el padre no sabía. "Solo porque pueda apreciar algo en dos niveles no significa que debo quedarme sin teléfono", remata la chica.


Comentarios