Ovación
Domingo 27 de Noviembre de 2016

Nico Rosberg fue segundo en Abu Dabi pero le alcanzó para festejar el título de Fórmula Uno

"Dos Rosbergs son campeones del mundo... si mis estadísticas son correctas", bromeó al referirse a su padre, campeón en 1982.

Con Lewis Hamilton deliberadamente tratando de ralentizar, dos pilotos pisando los talones y el título en juego, Nico Rosberg mantuvo la compostura para ganar el domingo su primer título de Fórmula Uno.
En una emocionante carrera de cierre de temporada, Rosberg terminó en el segundo lugar en el Gran Premio de Abu Dabi.
Hamilton, su compañero en Mercedes, cruzó la meta del circuito de Yas Marina en el primer puesto, pero el alemán requería terminar al menos en el tercer sitio para asegurar el campeonato. El británico de 31 años se quedó corto de conseguir su tercer título seguido y su cuarto en total pese a sumar diez victorias en la temporada, una más que Rosberg.
Fue quizás el segundo lugar más sufrido en la trayectoria de Rosberg. "Fue una carrera tan intensa y tan difícil", comentó Rosberg, escolta de Hamilton en los últimos dos años.
El alemán Sebastian Vettel (Ferrari) presionó a Rosberg hasta el cierre, pero no logró siperarlo y terminó en el tercer lugar, seguido por el adolescente holandés Max Verstappen (Red Bull). El mexicano Sergio Pérez (Force India) culminó en el octavo puesto.
Hamilton había dominado las tres sesiones de práctica del fin de semana y ayer se llevó la pole. Rosberg llegaba a la carrera con todo a su favor, gracias a su ventaja de 12 puntos sobre su compañero de escudería en la tabla de posiciones.
"Nico condujo bien con la idea de no cometer un error", dijo Hamilton.
Vettel ganó en 2010 el primero de sus cuatro títulos consecutivos de F1 en esta pista, en ese entonces como piloto de Red Bull. Ese dramático campeonato se decidió recién en la última carrera de la temporada, igual que hoy.
Las situaciones de definición en la última carrera no son nada nuevo para Hamilton, y esta era la cuarta ocasión en que se veía involucrado en una final de este tipo.
El británico ganó en el último día de la temporada en 2008, derrotando al brasileño Felipe Massa por un punto. Un año antes, Hamilton fue el que recibió el golpe al perder el título por un punto ante el finlandés Kimi Raikkonen, quien en esta ocasión terminó la carrera de Abu Dabi en el sexto puesto.
Después de terminar en el segundo lugar en las últimas dos temporadas, Rosberg, de 31 años, finalmente emuló a su padre Keke Rosberg, que ganó el título de la F1 en 1982.
"Dos Rosbergs son campeones del mundo... si mis estadísticas son correctas", bromeó Rosberg, antes de recordar cómo su padre adoptó un perfil competitivo pero discreto. "Todos los sábados por la noche recibo un mensaje de texto de él: «Pedal al fondo». Eso es todo. Es bueno que me ha dejado seguir con esto''.
Hamilton desaceleró en la última etapa de la carrera a fin de incrementar las posibilidades de que Rosberg fuera rebasado por otros pilotos. En caso de que Rosberg fuera superado por Vettel y Verstappen, habría terminado en cuarto sitio, con lo que Hamilton se habría llevado el título. "Si me rezagaba detrás de ellos todo habría terminado", explicó Rosberg.
Cuando su equipo le indicó por radio que acelerara, Hamilton respondió francamente: "Les sugiero que nos dejen correr".
Incluso una orden directa del director técnico de Mercedes, Paddy Lowe, a cuatro vueltas del final fue ignorada por Hamilton.
Hamilton fue criticado por Toto Wolff, el director ejecutivo de la escudería: No puedes anteponerte sobre el equipo. Es muy simple. La anarquía no ayuda a ningún equipo, ni a ninguna equipo".
Rosberg claramente estaba poniéndose nervioso, y Vettel se encontraba muy cerca de él en la última vuelta. Pero mantuvo la compostura y su júbilo fue evidente en un grito de felicidad al cruzar la meta. Después descendió del auto y bailó sobre la pista antes de ser abrazado por su equipo de mecánicos.
Una vez en el podio, un Rosberg de ojos llorosos agradeció a su esposa, cuyos ojos también evidenciaban que habían llorado.
"Una enorme felicitación para Nico. Buen trabajo, hombre", reconoció Hamilton, y ambos pilotos se estrecharon las manos con emoción. "Felicidades a Lewis, sos un gran competidor", respondió Rosberg.

Comentarios