AFA
Sábado 10 de Septiembre de 2016

"Newell's y Central son la cuna del futsal"

El instructor de entrenadores de Fifa habló de la actividad del deporte en el país y del Mundial que comenzará esta tarde en tierras colombianas.

Esta tarde comenzará en las ciudades colombianas de Bucaramanga, Medellín y Cali el octavo Campeonato Mundial de Futsal, torneo en el que participarán 24 países que llegaron tras jugar las eliminatorias en los distintos continentes. Antes del inicio del torneo, Ovación consultó al rosarino Vicente De Luise, quien a pesar de haber comenzado en las divisiones inferiores del fútbol de Newell's, se pasó al futsal y con el tiempo se convirtió en un referente de la actividad a nivel internacional. El Veco, como lo conocen todos, vivió el futsal en todas sus facetas. Fue arquero de Newell's, de Universidad de Rosario y la selección. Después se convirtió en un entrenador con una extensa trayectoria a nivel internacional y desde 2002 es instructor de entrenadores de futsal de la Fifa.

—¿Cuál es la diferencia entre el fútbol y el futsal?

—Sin lugar a dudas son dos deportes muy emparentados. Digamos que el futsal es el fútbol del área cerrada, es el fútbol del espacio reducido. A su vez tienen un gran tronco común que es la formación de jugadores para ambos deportes. El futsal en sí es la mejor metodología para la formación de futbolistas porque combina los espacios, tamaño de los arcos y tamaño de la pelota a la temprana edad que los niños pueden asimilar, de esa manera se forman correctamente, algunos seguirán en futsal, otros irán al fútbol, pero no hay dudas de que el futsal es un gran aporte en la formación de futbolistas. Los mejores futbolistas se forman a temprana edad en los espacios reducidos. Brasil es un claro ejemplo y también Argentina, país en el que hay torneos para niños de futsal y también de fútbol en dimensiones reducidas.

—¿Cómo fue la evolución del futsal en argentina?

—Antes del 85 el ente que manejaba el deporte era la Confederación Argentina, que a nivel internacional dependía de la Fifusa. En ese momento en el país las ligas más fuertes estaban en Rosario, Mendoza, el sur, Corrientes y Formosa. A partir de allí, por decisión de la Fifa, la AFA empieza a trabajar en el desarrollo del futsal y con el paso del tiempo es el torneo que sin dudas se convirtió en el más importante. Hoy en la zona metropolitana hay 100 equipos en varias categorías y con divisiones menores. Además, la mayoría de los jugadores de esa liga son profesionales y remunerados. Pero no solamente hay que hablar de lo deportivo, ya que se trabajó muy bien desde lo organizativo en Argentina durante el mandato de Julio Grondona. Ahí se construyó en el predio de Ezeiza un estadio con oficinas incluidas, a partir del programa GOL que la Fifa ofrece a las distintas asociaciones. En la Rosarina, Mario Giammaría con Carlos Benítez, también hicieron un buen trabajo y el torneo local creció mucho en los últimos años. Me gustaría que en un futuro no muy lejano haya un sólo futsal, hay que abrirles las puertas a todas las organizaciones que no dependen de Fifa y darles la posibilidad de que se integren.

—Respeto a Rosario, ¿cuál cree que fue la contribución en esta actividad?

—El legado del futsal rosarino fue aquel de iniciar una actividad que en Capital Federal no estaba para nada desarrollada. Y eso se vio claramente en los primeros campeonatos, que ganaron Central y Newell's. Los clásicos se jugaban con ambas hinchadas, el de mayor concurrencia fue el de 1993. Newell's y Central son la cuna del Futsal AFA, de eso no cabe dudas.

—¿El jugador argentino tiene proyección internacional?

—Sin dudas, en estos momentos en Italia hay aproximadamente 50 jugadores, en las seis categorías que tiene la federación y además hay en otros países y el plantel de Argentina en el Mundial estará integrado en su mayoría por jugadores que actúan en el exterior. Es difícil tener una buena selección sin roce internacional. Por eso es fundamental que nuestros jugadores enfrenten a los mejores del mundo y eso ocurre en las dos ligas europeas más importantes, la italiana y la española. Nuestros jugadores de selección están acostumbrados a manejar situaciones de stress. En Italia se juega los sábados, en las liga A1 hay 14 equipos y en la A-2 hay dos zonas de catorce equipos, una es la zona del norte y otra la del sur. En ambas divisiones e inclusive en la B, que también es nacional, los equipos muchas veces concentran el día anterior y además se entrena muy fuerte durante la semana. Una estructura claramente profesional en la que no hay futsal de base muy desarrollado ya que ellos traen jugadores sudamericanos. Por eso, la selección italiana está formada mayormente por comunitarios. También hay que aclarar que no es lo mismo ser profesional que remunerado, ya que se puede ser profesional sin cobrar o viceversa. Nosotros en Argentina tenemos muchos profesionales sin ser remunerados. El deporte amateur se vive con profesionalidad en muchos casos en nuestro país.

—¿Por qué el futsal se convirtió en importante para la Fifa?

—A partir de la presidencia de Joao Havelange comienza el cambio. El brasileño había sido presidente de Fifusa y por eso decidió que la Fifa tenía que hacerse cargo de la organización. Durante la presidencia de Havelange, Fifa cambió mucho ya que le dio un crecimiento que no tenía. Al principio era muy difícil organizar un Mundial, el primero fue en Holanda en 1989. Ahora la cosa cambió y hay ocho países interesados en organizar el próximo. El Futsal está creciendo a pasos agigantados. En la Conmebol se juega la Copa América masculina cada 4 años, selecciones Sub 20 masculina cada dos años, selecciones femeninas adultas cada 2 años, selecciones Sub 17 masculina cada dos años, selecciones femenina Sub 20 cada dos años. A eso hay que agregar la Copa Libertadores.

—Estuvo en Colombia hace unos meses. ¿Cómo vio de cara al campeonato todo lo que se está haciendo allí ?

—En julio fui el encargado de dictar en Bucaramanga el seminario de futsal base y allí tuvimos todo el apoyo para trabajar, con niños entre 6 y 12 años, y con los entrenadores a los cuales tenemos que formar. La Fifa lo hizo en colaboración con la federación colombiana y ambos proveyeron la indumentaria e infraestructura. En síntesis, todo lo necesario para trabajar. Fue una semana intensa de trabajo con entrenadores, entrenadoras, profesores y profesoras de educación física, con el objetivo de consolidar la formación de verdaderos docentes. Son ellos quienes deben integrar a niños y niñas a la práctica del fútsal. El último día se organizó un festival con 100 niños, toda una fiesta. Por otro lado, Fifa organizó en Medellín un seminario de administración de futsal y organizará un seminario para entrenadores del cual participarán todos los entrenadores de la liga colombiana y dos entrenadores de cada país sudamericano, que no haya clasificado al Mundial.

—¿A qué equipo ve candidato a conseguir el título?

—Brasil, España, Portugal , Italia y Rusia, pero Argentina en estos momentos está para darle pelea a cualquiera y yo lo incluiría como candidato, aunque luego de la primera fase, fallás en un partido y te quedás afuera, pero Argentina hizo un buen trabajo y puede darse lo de luchar hasta final y porqué no el título. Sería un premio para todos los que hemos soñado alguna vez con un futsal argentino desarrollado y en los primeros planos.

Comentarios