Ovación
Domingo 31 de Julio de 2016

Newell's tuvo una producción discreta, con falencias y retrocesos

Newell's igualó 1 a 1 ante Atlético de Rafaela ayer en Bella Vista. Los rojinegros no lograron imponer intensidad en el juego y sufrieron algunos sofocones atrás.

Newell’s sigue ajustando la puesta a punto y en este trayecto es lógico que aparezcan avances y retrocesos en cuanto a la idea de juego que pretende el DT Diego Osella. Ayer justamente fue un día en que las cosas no anduvieron sobre rieles, ya que más allá del empate 1 a 1 ante Atlético de Rafaela, la puesta en escena del equipo leproso estuvo bastante lejos de dejar una imagen confiable. Así, la gran producción rojinegra en el ensayo del último miércoles ante Douglas Haig (victoria 3-1) ayer mutó por una performance apenas discreta, con escasa generación de chances de gol y, lo más preocupante, con falencias en el retroceso, que abrieron grietas pronunciadas en la última línea. Un ensayo de pretemporada que dejó varias cuestiones para corregir de cara a lo que serán los compromisos oficiales.

En la cancha principal del predio de Bella Vista y ante la atenta mirada de dirigentes, allegados y periodistas, se disputó un solo encuentro de 90 minutos. Fue una mañana a pleno sol, brillante y luminosa, pero estas cualidades no se reflejaron con intensidad en el rectángulo de juego, ya que a Newell’s le costó mucho prender sus luminarias futbolísticas, lo hizo apenas a cuentagotas, y por ello en el balance general fue un equipo con cierta confusión atrás, algo previsible en el medio y con falta de agresividad arriba. Está claro que se trata de un ensayo de pretemporada y no se pueden sacar conclusiones definitivas. Hasta el propio Osella había avisado en la previa que esta semana había sido “exigente” y que eso iba a repercutir en la producción del equipo ante la Crema.

En lo que fueron los 90 minutos hay que decir que el DT le dio continuidad a la base del equipo que se perfila para arrancar el torneo oficial. La única variante respecto a la victoria ante Douglas fue el ingreso de Sebastián Prediger por Diego Mateo, preservado por una sobrecarga muscular. En el inicio del juego, Newell’s intentó tomar las riendas del encuentro, pero le costó imponer condiciones. Con los laterales Advíncula y Voboril tapados por los adversarios, la salida frontal por los centrales Domínguez y Paz no fue clara y la pelota muchas veces terminó volando por el aire sin destino preciso.

Y a esto se sumó que Prediger y Quignon no lucieron cómodos para distribuir el juego, debido a la superpoblación de volantes de la visita. Encima el Gato Formica arrancaba las jugadas siempre mejor de lo que las terminaba, a pesar de que metió un par de pases de esos que suelen levantar a la tribuna y despertar aplausos.

En este contexto, Amoroso quedó demasiado aislado en la derecha y Nacho no contaba con el abastecimiento preciso para intentar la última puntada. En la etapa inicial se puso en ventaja la visita, tras una salida expeditiva de Pocrnjic con los pies, que habilitó a Paz de espalda a los rivales, éste entregó mal y allí apareció Gabriel Morales para cruzar el remate y poner arriba a la Crema. La Lepra sintió el impacto y a partir de allí se vieron los mejores pasajes del rojinegro. Por eso no tardó en llegar la igualdad con un remate exquisito de emboquillada de Maxi tras capturar un rebote.

Tras cartón casi estira la cuenta Amoroso, cuyo remate dio en el travesaño, tras una jugada por derecha en la que Formica habilitó de taco a Advíncula y el peruano lanzó el centro a la carrera para la llegada libre del ex Olimpo. Después Maxi contó con un par de remates peligrosos, tras buenas presiones leprosas. Con Newell’s más cerca terminó la etapa inicial.

En el complemento, el equipo rojinegro perdió consistencia individual y colectiva. La pelota pasó por los pies de la visita y los rojinegros se replegaron demasiado en el campo. Allí salió a relucir uno de los grandes déficit de la mañana de ayer en el equipo de Diego Osella, que fueron las flojas coberturas aéreas en los centros de costado. Los jugadores rafaelinos cabecearon casi todo en el área de Pocrnjic y esto puede costar caro de cara al futuro. El ex Rosario Central Ramiro Costa ganó varias veces de arriba en el corazón del área.

Con el pasos de los minutos Newell’s se fue deshilachando cada vez más y emboscando peligrosamente contra Pocrnjic. La pelota ya era propiedad de Rafaela y las contras leprosas fueron cada vez más esporádicas. Eugenio Isnaldo ingresó por izquierda, pero le costó hacer pesar su velocidad. Mientras que Mauros Matos, que suplantó a Scocco, no recibió nunca la pelota de frente al arco.

Así llego el final del amistoso que entregó varias cuestiones a mejorar. Como el juego aéreo defensivo, la salida prolija del fondo y la búsqueda de movilidad en ofensiva. Hay tiempo para corregir los defectos que son los lógicos en esta etapa preparatoria.

Comentarios