Ovación
Miércoles 11 de Mayo de 2016

Newell's, entre terminar el semestre lo mejor posible y la incertidumbre del futuro

Las decisiones en cuanto a la elección o continuidad de jugadores tuvieron sus desaciertos como ocurrió en años anteriores, a lo que se le agrega la designación de entrenadores.

A Newell's le quedan tres partidos, contando el de mañana por la Copa Argentina, para terminar un primer semestre que estuvo lleno de sinsabores. Es el desenlace de errores de toda clase que decantaron en la cruda situación deportiva e institucional del club del Parque. Los jugadores tienen la obligación, como profesionales que son, de hacerlo de la mejor manera. Por el otro lado, el contexto que los rodea y el presente de cada uno de ellos, sumado a la ausencia de objetivos importantes del equipo en el corto plazo, no los predispone anímicamente de la mejor manera. Cada futbolista está atravesado por la necesidad de exigirse al máximo y por tener un espíritu altivo. No es sencillo y a Diego Osella, como entrenador y cabeza de grupo, le corresponde lograr que rindan lo mejor, algo que a la mayoría le está costando, y a la vez traten en lo posible de abstraerse de lo que sucede con el tema de las elecciones, pese a que indefectiblemente los involucra a ellos.

Es indispensable reiterar que no se armó el mejor plantel para el torneo transición, algo nada nuevo. Las decisiones en cuanto a la elección o continuidad de jugadores tuvieron sus desaciertos como ocurrió en años anteriores, a lo que se le agrega la designación de entrenadores. Las consecuencias están a la vista. Osella intentó en estos algo más de dos meses que lleva a cargo recomponer lo que se había hecho mal. Lo consiguió a medias. Perdió poco, sólo dos partidos, pero ganó apenas uno. Se encontró con rendimientos individuales muy bajos, en algunos casos por un declive lógico. En otros, por falta de categoría. Ante esa situación, al técnico no le quedó otra que encontrar un orden en el funcionamiento, aspecto básico en cualquier conjunto pero que en Newell's tuvo mayor relevancia.

Los defectos de la Lepra se potenciaron por el clima electoral que se vive y que desembocará en la designación de nuevas autoridades el 19 de junio para administrar un club en el que apenas un par de dirigentes siguen al frente. Los jugadores, entre otros, ignoran quiénes estarán al frente de la entidad y cuál será el futuro de cada uno de ellos, sin mencionar a los que se les termina el contrato a mitad de año y se irán o imaginan que no serán tenidos en cuenta. Vaya que influye desconocer que les sucederá el día de mañana, tal cual admitió Osella.

"Estamos en una etapa en la que reina incertidumbre en el club. Se viene la finalización del campeonato, habrá elecciones y entre una cosa y otra hay un espacio de tiempo grande. Se nota esa incertidumbre en todos, porque al venir nuevas autoridades genera dudas no sólo en la continuidad del futbolista sino de toda la gente que trabaja acá en Newell's. Eso se empezó a notar un poco", reconoció el entrenador.

Osella también está definiendo su destino. Sabía desde un principio que su ciclo era corto, hasta la finalización del torneo, pero también que se jugaba la chance de continuar en el club si dejaba una buena imagen. En lo poco que resta tiene mucho en juego. Más allá de eso, sostuvo que es su obligación exigirse al máximo, lo mismo que los jugadores, sin importar lo que pueda afectar el particular presente del club. Y consideró que el equipo todavía puede "dar un salto más".

"El equipo tiene que dar un salto más. No podemos quedarnos con todas dudas que se generan afuera (sobre el futuro del club) y trasladarlas al campo de juego. El jugador de fútbol es profesional, cobra para hacer esto, y nosotros lo mismo. Tenemos que enfocarnos y resolver el problema", subrayó.

"Hay que aislarse. A los jugadores les digo que trato de que todo lo que pasa me roce pero no me choque. La incertidumbre es lógica en todo proceso que termina. Involucra a todos, genera dudas y uno por más que no quiera se manifiestan", agregó.

Osella tiene que encontrar la motivación necesaria para que se llegue al mejor final posible.

Comentarios