Copa Argentina
Viernes 05 de Agosto de 2016

Newell's jugará la Copa Argentina sin público rojinegro porque tiene una barra "muy peligrosa"

El titular de Aprevide, Juan Manuel Lugones, se lo comunicó en forma oficial hoy a los organizadores de la Copa Argentina. "Newell's tiene una barra peligrosa, complicada y dividida", sentenció el directivo porteño.

Luego de los hechos de violencia que derivaron de las disputas internas de la barra de Newell's y que anoche culminaron con el ataque a balazos a la casa del secretario de la comisión directiva del club, Claudio "Tiki" Martínez, la Agencia de Prevención en el Deporte de Buenos Aires (Aprevide) dispuso que el partido que el equipo del parque Independencia disputará el miércoles próximo con Deportivo Morón por la Copa Argentina será sin público de ambas parcialidades.

"Le enviamos una nota a los organizadores de la Copa Argentina informándoles que no íbamos a autorizar que el partido con Morón se juegue con público de Newell's en virtud de los hechos de violencia que se registraron con la barra del club", confirmó hoy a La Capital el titular de la entidad, Juan Manuel Lugones, quien calificó a la hinchada rojinegra como "muy peligrosa".
"Los disturbios que se registraron en la cancha de Newell's en el clásico, los tres muertos que ha dejado la disputa de los barras del club en los últimos meses y el atentado contra la casa de uno de los miembros de la comisión directiva muestran que están pasando un momento difícil y no hay que darles las condiciones para que se crucen", explicó el directivo de Aprevide.
Asimismo, señaló que la barra de Newell's es "peligrosa, complicada y dividida" y que las situaciones de violencia que ha protagonizado "no son por la disputa de una bandera o un lugar en la tribuna sino por disputas territoriales que tienen que ver con el delito". Y enfatizó: "Las hinchadas más peligrosas hoy no son las de los clubes grandes, sino las que están vinculadas con el narcotráfico".
"Si a una hinchada que desde que se fue (Eduardo) López dejó decenas de muertos, que vive permanentes enfrentamientos, ajustes de cuentas, por disputas territoriales por negocios del narcotráfico, que estuvo vinculada con el ataque a la casa del (exgobernador Antonio) Bonfatti no se la puede llamar sangrienta, ¿a cuál se la puede llamar así?", remató Lugones.

Comentarios