Ovación
Viernes 13 de Mayo de 2016

Newell's goleó por su mayor categoría: fue 5 a 2 ante el modesto Sansinena

El Rojinegro logró marcar en el juego y en el resultado la diferencia notoria contra un rival humilde del Federal B.

Pasó goleando. Sin demasiados problemas y sacando chapa de la diferencia de categoría. Newell's le hizo cinco al modesto Sansinena que vivió un sueño más allá del resultado adverso. La obligación estaba del lado rojinegro, que hizo gala de su poderío futbolístico y de superioridad física para ganar y así clasificar a los 16avos de la Copa Argentina, en la que ahora deberá enfrentar a Deportivo Morón. Ganar era una materia pendiente de este equipo de Diego Osella y anoche lo consiguió humillando a un Tripero que sólo hizo lo que pudo.

La convocatoria para este choque fue notable. Los leprosos completaron la popular local del estadio para demostrar su pasión y respaldo a un equipo que quedó en deuda en el torneo doméstico. Y Newell's esta vez respondió con los goles ausentes en el torneo para dejar en el camino al humilde Sansinena, que juega en el Federal B.

Había diferencias notables entre uno y otro, pero Newell's tenía que demostrarlo. Y eso se notó de entrada. La calidad de uno y otro quedó demostrada, por eso le bastaron 6' minutos para romper el cero a través de Maxi Rodríguez. Un pecado capital del fondo de Sansinena que dejó solo a la Fiera para que definiera con jerarquía.

Claro, pero el fútbol muchas veces entrega sorpresas. Y Sansinena se animó y la primera vez que llegó al arco de Pocrnjic dio una cachetada a la historia cuando Scalco tocó al gol cuando iban apenas 8'. Incredulidad de unos y otros. Porque los rojinegros no entendían que había pasado y los Triperos tampoco. Es que no podían creer haber hecho delirar a su gente más allá de que fuera apenas un sobresalto para Newell's.

La inocencia se paga caro. Los laterales daban mucha ventaja y Fértoli supo aprovechar el espacio. Y el centro lo tomó otra vez Maxi para acomodarse dentro del área y anotar la ventaja leprosa.

A partir de ahí Newell's trató de controlar y manejar la pelota con tranquilidad para no darle lugar al Tripero a que lograra pasar la línea defensiva. Marcó territorio y buscó desgastar al rival desde lo físico, y la diferencia se notó, sobre todo en las cualidades técnicas.

Newell's controló las energías. Trató de manejar la pelota y buscar el hueco para pegar el golpe letal. Y sólo necesitó 14' del complemento para hilvanar una jugada colectiva que terminó con Maxi tocando al gol para el 3-1.

Y Ñuls fue por más. Enseguida Scocco puso el 4-1 en la primera pelota que tocó al entrar por Boyé.

Newell's hizo que su rival bajara la guardia. Lo asfixió con los golpes y fue por más. Lo consiguió a través de Fértoli aprovechando los horrores de una defensa perdida para estirar el marcador a 5-1 y sentenciar el partido.

Newell's hizo una pausa y esperó que los minutos se consumieran. Los jugadores de Sansinena habían agotado sus energías y las piernas no les respondían. Pero tuvieron una alegría final cuando Linares (86') clavó un tremendo golazo de tiro libre para el 5-2, un grato recuerdo para el 10.

Newell's cumplió con su obligación. Ganar, golear y pasar de fase en una copa que no es para desmerecer. Lo hizo cumpliendo a lo que exigía la diferencia de categoría.

Comentarios