Diego Osella
Sábado 12 de Noviembre de 2016

"Newell's es demasiado grande como para estar en episodios policiales"

El DT rojinegro Diego Osella recalcó que junto a sus jugadores se focalizan "en afrontar cada partido de la mejor manera. Hasta ahí llegamos".

Está clarísimo que Newell's es un club de fútbol y vive pendiente de la pelota, de cada partido, cada resultado, cada gol a favor y en contra. Es una institución que destila pasión futbolera por cada uno de sus poros y nada es más trascendente que lo que ocurre adentro del rectángulo de juego. Pero en los últimos tiempos, en especial en este presente, lamentablemente los hechos de violencia por la disputa del control de la barra acaparan toda la atención en el Parque. Las fotos de los jugadores gritando goles mutaron por imágenes policiales. Y por ahora la escalada de agresividad parece estar lejos de detenerse. En este contexto —el último episodio se registró el miércoles por la noche con el salvaje ataque a balazos al vehículo del vicepresidente segundo Cristian D'Amico que iba acompañado de su hijo— el entrenador Diego Osella y sus jugadores se esfuerzan al máximo en abocarse a lo deportivo, aunque se les hace imposible soslayar el momento agitado que afecta a todo el mundo rojinegro. "Newell's es un club demasiado grande como para estar en las tapas de los medios por estos episodios de violencia. Es un club de una enorme trayectoria y sería lindo que trascienda por lo que se está haciendo deportivamente", confió ayer Osella en rueda de prensa, con un marcado tono de preocupación por lo que vive la institución.

¿Cómo estás viviendo este momento complejo originado por los sucesivos hechos de violencia que afectan al club?

Lo que tengo que decir es que los directivos están presentes siempre, todos los días, tanto Eduardo (Bermúdez) como parte de su comisión. Amargados, tristes, por todo esto. Hablé con Cristian (D'Amico) y lo noté abatido. Son situaciones muy feas, uno no sabe qué palabras poner para no herir a nadie, pero lo que está sucediendo no es normal. Uno trata de ser coherente a la hora de las declaraciones y los análisis para evitar esta violencia que se está viviendo. Es lamentable lo que ocurrió. Ojalá esto no vuelva a suceder y que podamos vivir de manera normal.

¿Cómo se maneja esta situación en el equipo en la charla con los jugadores?

Son muchos hechos de violencia juntos. Uno nunca sabe lo que puede pasar. A los jugadores hay que hablarlos mucho, aconsejarlos. Esto es un juego y ellos están para jugarlo. Nosotros como cuerpo técnico tenemos la responsabilidad de armar el equipo. Lo que pasa fuera de esto escapa a nosotros. Sólo podemos tratar de dar el máximo desde nuestro lugar, que es entrenar y tratar de que el equipo funcione y se mantenga ahí arriba. Newell's es un club demasiado grande como para estar en las tapas de los medios por estos episodios de violencia. Es un club de una enorme trayectoria y sería lindo que trascienda por lo que se está haciendo deportivamente.

¿Hay temor por lo que ocurre?

No. Creo que nosotros estamos siendo juzgados por lo que hacemos. Sin herir a nadie, no sé cuál es la solución ni qué hace falta para que estemos todos en armonía. Soy un simple entrenador que trabaja junto a sus jugadores. Uno se amarga por esta situación. Pero más que entrenar y tratar de poner el mejor equipo en cancha para ganar el partido que disputamos no podemos hacer, hasta ahí llegamos. Hay sensaciones de impotencia porque si uno podría hacer algo para modificar la situación lo haría.

No se apura a delinear el plantel de cara a River

De cara al partido ante River del domingo 20 de noviembre (en principio a las 20), Osella expresó que "al equipo lo resolveré la semana que viene para poner una formación con intensidad y protagonismo. Es muy prematuro definir el equipo ahora. Me preocupa la situación de Facundo Quignon (distensión en el sóleo, ver página 11). Y Advíncula volverá de la selección de Perú". Respecto a su continuidad al frente del equipo por una temporada más, la renovación está avanzada de palabra. "Ibamos a seguir hablando esta semana, pero los hechos de violencia retrasaron la charla. Si está todo encaminado y todos contentos no habrá inconvenientes para seguir, sino ellos (los directivos) tienen la libertad para elegir cómo siguen", expresó. Si bien es pronto para pensar en refuerzos, Osella dijo que "es uno de los temas que vamos a empezar a atacar desde ahora. Se termina el contrato de Advíncula y Formiliano y creo que hay dos cupos de incorporaciones. Tendremos que usar bien la cabeza para los reemplazarlos en caso de que no puedan renovar con Newell's. Scocco y Matos evolucionan bien de sus lesiones, algo que para nosotros fue un problema en las últimas fechas".


Comentarios