Newell's
Miércoles 09 de Noviembre de 2016

Newell's: El resurgimiento del Gato Formica

El volante regresó a Newell's el año pasado, pero en este torneo recién logro reencontrarse con su plenitud física y futbolística.

Mauro Formica es una de las revelaciones del aguerrido Newell's que conduce Diego Osella. El Gato está en un gran momento, es la usina de fútbol leprosa, está lúcido con la pelota en los pies, ágil para sacarse rivales de encima y filoso para pisar el área cada vez con más frecuencia y efectividad. El diez rojinegro no la tuvo sencilla cuando regresó al Parque a mediados de 2015 por una molesta lesión en la rodilla que le impidió tener continuidad y desplegar todo su potencial dentro de la cancha. Por eso no la pasó bien, aunque jamás bajó los brazos y redobló el esfuerzo para alcanzar la plenitud física que le permitiera volver a sentirse importante para el equipo. Recuperó la confianza y hoy es una de las piezas inamovibles de la estructura leprosa. En esta segunda parte del año el talentoso volante está en gran forma. Jugó los diez partidos que disputó Newell's en este semestre (uno en Copa Argentina ante Morón y los nueve del torneo local) y anotó cuatro goles: Tigre, Atlético Tucumán, San Lorenzo y Racing. El Gato volvió a hacer de las suyas.

Newell's arrancó este torneo pensando en mejorar el promedio y hoy se encuentra prendido en el lote de arriba de la tabla de posiciones. Los rojinegros acumulan 18 puntos, son escoltas junto a Boca y San Lorenzo, cinco unidades por detrás del líder Estudiantes. Y Formica con el paso de las fechas fue ocupando un rol clave en el equipo de Osella. Porque le entrega la cuota indispensable de distinción y calidad a un equipo que corre mucho, es solidario, pero que no tiene un brillo sostenido a la hora de progresar en el campo.

Así el Gato abre una ventana de juego vistoso en este Newell's que tiene como principal objetivo ser equilibrado, compacto y compensado de atrás hacia adelante.

Entre los socios del Gato se puede incluir a Facundo Quignon, aunque el volante que llegó de San Lorenzo tiene una gran responsabilidad en el retroceso y a veces queda lejos del diez cuando hay que armar juego. Y Maxi Rodríguez es otro de sus compinches en la elaboración porque le devuelve la pelota redonda y además busca marcarle el pase filtrado para que lo habilite en zona de definición.

El Gato hoy es uno de los argumentos que explican la gran campaña que está haciendo Newell's. Porque aportó goles, juego, desparpajo y compromiso para dar siempre una mano a la hora de retroceder. Lo más positivo es que logró recuperarse de la lesión en la rodilla, está veloz desde lo físico y eso le permite desplegar la refinada técnica individual que lo acompaña desde las inferiores leprosas.

Junto al arquero Luciano Pocrnjic se puede decir que Formica está en el podio de los rendimientos leprosos en estas primeras nueve fechas del certamen local, tanto por presencias como por rendimiento y efectividad. Así, el gran desafío del volante será sostener y a la vez potenciar su incidencia en el equipo. Porque cuando juega el Gato, también juega Newell's.

La historia de novena a primera

Formica lleva jugados 267 partidos con la camiseta de Newell's entre novena de AFA y primera división. Jugó 119 en inferiores, 33 en reserva y lleva 115 en primera. Marcó 88 goles (58 en inferiores, 6 en reserva y 24 en primera división).

Comentarios