Ovación
Sábado 14 de Mayo de 2016

Newell's cumplió su obligación en la Copa Argentina, un oasis en medio de una realidad que habla de final de ciclo

La importancia estuvo en que el conjunto rojinegro recuperó la memoria del gol, una materia pendiente para este conjunto que venía con las cuentas en rojo en esta cuestión.

Newell's contaba con el peso de la obligación del triunfar y clasificar. Ganar, archivar la falta de triunfos y dejar al equipo en la próxima fase en la que enfrentará a Deportivo Morón. Y el equipo de Diego Osella respondió a la premisa goleando al humilde Sansinena de General Cerri. No se dejó sorprender e impuso la diferencia de categoría, abismal por cierto. La importancia estuvo en que el conjunto rojinegro recuperó la memoria del gol, una materia pendiente para este conjunto que venía con las cuentas en rojo en esta cuestión. Con un Maxi Rodríguez marcando todas sus virtudes futbolísticas y de definición (anotó tres goles), pero también avisando que su continuidad en el Parque está en análisis por este romance con ciertos hinchas que a veces lo hacen dudar. Ese punto no fue un detalle menor ni que pasó desapercibido. (ver páginas 8 y 9).

Dentro del análisis del juego en sí siempre hay que tener en cuenta el poderío del rival de turno. Un conjunto casi amateur que vivió el partido de su vida sin importar el resultado. Todo el peso estaba sobre las espaldas de los rojinegros que tuvieron un acompañamiento tremendo en el Eva Perón. Y los jugadores respondieron a esa exigencia y sacaron a relucir la potencia que hay de un jugador profesional de primera a otro de una liga, que a veces toma el fútbol como un divertimiento y lo hace sólo por el amor a la camiseta.

"Sirvió el triunfo porque estamos en otra fase y eso no es poco. Si bien ganamos pocos partidos también hay que decir que perdimos pocos", dijo Osella sobre la presentación de Newell's en su debut en esta Copa que debe tomarse con seriedad por los beneficios que entrega, no sólo económicos. Es cierto que un conjunto de elite siempre está ante la premisa de "ganar juegue por lo que se juegue". Newell's lo ajustició con goles para que no quede un atisbo de duda. Cumplió con los deberes para conseguir una sonrisa que le viene siendo esquiva en este semestre. Se sacó de encima un rival que buscó hacerle sombra y que lo sorprendió en un momento empatando el partido, pero se quedó sin pilas. Las piernas se les debilitaron y la diferencia física y de resistencia fue notable, algo que reconocieron los futbolistas de Sansinena. Walter Linares, autor de un golazo de tiro libre para el Tripero, contó que "los jugadores de Newell's nos alentaban y decían "vamos que no terminó el partido" en un momento en que las piernas no daban más.

Newell's cumplió con su obligación, se sacó de encima a Sansinena con la clasificación a 16º de la Copa Argentina. Hizo lo que tenía que hacer. Pero dentro de este contexto, a dos escalones del final del torneo, con las elecciones encima y un cambio dirigencial, Maxi Rodríguez, referente, puso sobre la mesa de diálogo la permanencia en el Parque. Un detalle para nada menor para un plantel que a fines de junio quedará desmantelado por la finalización de varios préstamos y contratos.

Comentarios