la_region
Martes 25 de Octubre de 2016

Naufragó un remolcador en el Paraná y derramó hidrocarburos

Al hundirse el barco generó una mancha de aceite seguida de otra de fuel oil. En Baigorria clausuran una empresa por contaminar el río.

Un remolcador pequeño y viejo que estaba amarrado desde hacía semanas en la antigua bajada de la Cerámica en Fray Luis Beltrán se hundió el sábado a primera hora, lo que provocó un derrame de aceite seguido de otro de gasoil al quedar la embarcación por debajo de la línea de flotación.

Las manchas de hidrocarburo, cuyo volumen aún no fue determinado al no saberse cuánto gasoil tenía cargado la embarcación, generaron problemas en la provisión de agua de esa ciudad (cuyo servicio está municipalizado) en la mañana de ayer, ya que la toma está a metros aguas abajo del derrame.

Según Alberto Campiteli, subsecretario de Beltrán, si bien el derrame fue el sábado recién ayer apareció el fuel-oil que afectó la toma de la planta potabilizadora, lo que originó el corte en la provisión de agua. "Cortamos a la mañana y se repuso pasado el mediodía", explicó el funcionario, según quien desde ese momento el servicio volvió a trabajar con normalidad. "El fin de semana no pasó nada, si bien el hundimiento fue el sábado la mancha apareció hoy (por ayer), debe ser el fuel-oil que se escapó de los tanques. Se veía una mancha oscura y aceitosa", afirmaron.

Sin consecuencias. En Rosario el accidente no trajo consecuencias en las plantas que Aguas Santafesinas tiene en Granadero Baigorria como en Arroyito, según dijeron desde la empresa. Aún así, afirmaron que se tomaron los recaudos necesarios apenas se enteraron del accidente y que en los monitoreos no se detectó presencia de agentes contaminantes.

"Desde que nos alertaron monitoreamos el río y no detectamos nada, ningún elemento como para tomar alguna medida excepcional. El agua es normal, así como los procesos de captación y distribución del servicio", explicó Guillermo Lanfranco, el gerente de relaciones institucionales de Aguas.

El hundimiento del remolcador Don Pancho ocurrió el sábado pasado por causas que se investigan, según relataron integrantes de Prefectura y empleados de la guardería náutica que está pegada al ex predio de La Cerámica de Beltrán, donde estaba amarrada.

"Algunas versiones decían que hubo un ruido o explosión pero no es así, se hundió sólo. Pensamos que tenía alguna rajadura y el agua filtró hasta que no aguantó", explicó Bernardo Diciembre, operario de Puerto Cabotaje BG.

Desde la guardería que está al lado del muelle donde paraba el remolcador hundido dieron aviso inmediato a la empresa Clean Sea (una aseguradora que provee asistencia técnica en casos de derrame) y también a Prefectura.

Barreras de contención. Desde la aseguradora armaron las primeras barreras de contención para evitar que se propagara el aceite: "Enseguida pusieron barreras para detener el aceite, y otras que absorben los hidrocarburos", comentó un trabajador de la guardería.

También el sábado a primera hora llegaron hasta el lugar agentes de Prefectura para constatar qué pasaba y perimetrar el lugar. Ayer había un grupo de esa fuerza haciendo peritajes para intentar dilucidar las causas del hundimiento del remolcador.

Respecto de la cantidad de aceite y combustible derramado, desde Prefectura explicaron que aún no pudo establecerse al no saber qué cantidad de combustible cargaba la embarcación al hundirse, aunque ese tipo de remolcador puede cargar unos 10 mil litros. Igual, aclararon que muy pocas veces los remolcadores tienen los tanques a full, y más si están parados varios días como era en este caso.

Dudas. Pese al gran dispositivo montado por Prefectura ayer (que incluyó un helicóptero y buzos tácticos) quedan algunas dudas respecto de la secuencia del accidente, ya que las manchas negras _supuestamente de aceite_ aparecieron aguas abajo casi 48 horas después del hundimiento de la embarcación y con las barreras de contención ya colocadas.

En ese punto, aún no queda claro si la mancha de hidrocarburo superó las barreras, si éstas estaban bien colocadas, o aun si el derrame no provino de alguna otra embarcación de la zona, poblada de muelles y puertos industriales.

Comentarios