La ciudad
Domingo 18 de Septiembre de 2016

Narcotráfico: en 2016 la policía provincial elevó a la Justicia Federal 800 causas

La provincia alertó que con los pocos jueces y fiscales federales que hay en Santa Fe no se pueden investigar con celeridad esas denuncias

En lo que va del año, la policía provincial elevó a la Justicia Federal de Santa Fe casi 800 causas por narcotráfico, de las cuales cerca de la mitad se originaron en Rosario. La elevación a causa judicial fue el resultado de investigaciones y procedimientos efectuados por efectivos provinciales sobre vendedores de drogas, narcomenudeo y bandas organizadas para el tráfico de estupefacientes.

"Con la cantidad de jueces y fiscales federales que hay en Santa Fe, se genera un cuello de botella porque no puede administrar la cantidad de causas que genera la policía provincial. Esto no es una crítica a los jueces y fiscales, sino una realidad que tenemos que atender", sostuvo el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

Para el funcionario, fue "muy importante que el gobernador Miguel Lifschitz haya logrado incorporar al acuerdo con la Nación, la necesidad de incrementar la estructura de la justicia federal en la provincia para poder darle curso al trabajo que se viene realizando en Santa Fe".

A través de la Dirección Provincial de Prevención y Control de Adicciones, la policía de Santa Fe lleva elevadas a la Justicia Federal 789 causas en toda la provincia. De ese total 336 corresponden a Rosario y alrededores.

Fueron generadas a partir de la actuación de la Brigada Operativa Departamental (BOD) y de la Sección Inteligencia Zona Sur (SIZS), que investigan las bandas organizadas y causas más complejas.

Desde el Ministerio de Seguridad destacaron que en lo que va del año la policía de Santa Fe secuestró cerca de 500 kilos de drogas en toda la provincia, de los cuales 106 corresponden a Rosario.

La mayoría de los procedimientos se inician de oficio a partir de datos que recaba la policía en la calle, y se da aviso a fiscalía para abrir el oficio e intervenir. También se efectúan procedimientos a partir de oficios librados por parte de la Justicia Federal para iniciar una investigación.

Las investigaciones se generan a través del seguimiento de sospechosos, rastreo, filmaciones, y fotografías. También mediante intervenciones telefónicas y escuchas.

"Desde que iniciamos la gestión estamos trabajando muy fuerte y con decisión para que la policía tenga una actitud proactiva, que recupere cada vez más presencia en la calle", resaltó Pullaro.

Luego agregó: "Las 789 causas federales que generó la policía de Santa Fe (el número de causas no significa un número idéntico de punto de venta de droga porque un búnker puede representar mas de una causa o mas) son un reflejo de esa acción".

Por su parte, el gobernador reconoció que al asumir sabía "que nos iba a tocar conducir una policía cuestionada, en la que muchísimos santafesinos no tenían confianza. Donde había habido en el pasado circunstancias en las que se habían visto involucrados policías de distintos rangos en casos de corrupción o en caso de narcotráfico".

"Por eso —continuó— nos propusimos con el ministro Pullaro trabajar para recuperar la estructura de mandos de la policía, la verticalidad, y el liderazgo de su máxima autoridad. La sujeción de la policía al control político, a las directivas impartidas por el gobernador y el ministro, y por otro lado promover una depuración de la fuerza".

El mandatario dijo estar empeñado "en mejorar el equipamiento, la tecnología, la formación inicial, la capacitación en servicio y promover un mayor control de la sociedad civil".

Lifschitz anunció su intención de "cambiar el paradigma de la acción policial. Queremos pasar de una policía reactiva que actuaba frente al hecho consumado, a una policía proactiva, preventiva con capacidad de intervención y de anticipación frente a posibles hechos de violencia o delictivos".

Comentarios