Benjamín Vicuña
Domingo 16 de Octubre de 2016

"Nadie sabe cómo será el futuro"

Luz Cipriota protagoniza la serie de ciencia ficción que comienza el martes por Fox

Luz Cipriota encarna a una guerrera del mundo virtual en “2091”, de Andrés Gelós, la primera serie de ciencia ficción íntegramente realizada en Latinoamérica, que encabeza junto a Benjamín Vicuña, Angie Cepeda y Ludovico Di Santo, y que se estrenará el martes próximo, a las 22, por la señal de cable Fox.

   La historia, escrita y dirigida por Gelós, autor de las series “Kdabra” y “Cumbia Ninja” con Brenda Asnicar, emitidas por la misma señal, dialoga con un agónico futuro, en medio de un gran despliegue de efectos especiales, animaciones en 3D full CGI y extensión de sets digitales, para dotar de realismo a las naves, planetas y satélites perdidos, situados en el año del que la ficción toma su nombre.

   Desgracias ambientales, batallas por la supervivencia y alienación tecnológica son algunos de los variados infortunios generados por la ambición humana, nudos temáticos de “2091” que según avanzan las emisiones se van revelando con dosis de suspenso bien administradas.

   Los 13 capítulos (de una hora de duración cada uno) grabados durante cuatro meses y medio en Colombia, entre los estudios de Fox en Bogotá y las locaciones del Desierto de la Tatacoa, revelan las oscuras aventuras de siete especialistas en juegos virtuales, inmersos en un universo con notas apocalípticas, quienes de pronto se ven inmersos en una guerra brutal, capaz de trascender los límites y códigos de la realidad virtual.

   La bella Cipriota, de pelo cortísimo, platinado con aires punk, una imagen capaz de subrayar la rispidez de su Altea, una mujer dependiente de altos niveles de adrenalina para lograr experimentar un poco de placer, quien desde el martes promete acción sin concesiones, charló con Télam sobre el desafío de su nueva composición.

   —¿Cómo describís a tu personaje?

   —Altea es uno de los siete gamers protagonistas, una adicta a los video games, los necesita para sentirse viva, pero ella pertenece a una época y a un espacio donde los juegos virtuales están prohibidos. A medida que avanzan los episodios, se descubre que fue policía, y la echaron de la Fuerza por su compulsión a jugar clandestinamente. Tiene cero táctica, con toques masculinos, le pone el cuerpo a las situaciones, de modo literal.

   —Altea es muy física...

   —Sí, claro, tiene muchas escenas de acción, se mueve por la vida con violencia, sin distinguir lo real de lo virtual, algo que la vuelve peligrosa, medio esquizofrénica: un mono con navaja

   —¿Te preparaste de alguna forma especial?

   —Hago gimnasia desde chica, fui acróbata, pero el papel exigió un proceso de entrenamiento diario casi prusiano, que incluyó técnicas de lucha y manejo de armas. Debía pelear cuerpo a cuerpo con un hombre y creerlo. En lo personal, soy de poner la cabeza en todo, pero en la serie debí dejar que la mente funcionara como una rodilla, trabajar el cuerpo para que lograra transmitir sentimientos por sí solo.

   —¿El drástico cambio en tu apariencia fue idea tuya?

   —No puedo dejar de mencionarlo, me rapé en función de interpretar, encontrar el personaje, me ayudó a instalarme en ese cuerpo. El libreto decía: “mujer de pelo corto, algo masculina”. Uno puede negociar esas indicaciones, pero luego de leerlo, yo propuse raparme, quería verme diferente de verdad. Venía de hacer la tira de Disney “Soy Luna” para un público de chicos y adolescentes, todo el día en patines, bailando y cantando, encima mi personaje era la más buena de la serie.

   —¿Te interesa la ciencia ficción como género?

   —No veía tanto hasta antes de realizar la ficción, pero como actriz siempre me atrajo, es un sueño poder hacer algo de acción y encima dentro de una nave espacial, algo que en el país no suele suceder. Lo tuve muy presente al presentarme al casting. Nadie sabe cómo será el futuro, esa incertidumbre, te da toda la libertad como actriz. ¡Ojalá un producto de tanta calidad tenga su segunda temporada!

   Los colombianos Angie Cepeda y Manolo Cardona (“Corazón de León”) y los mexicanos Cristina Rodlo y Christopher Von Uckermann (“Kdabra”) son algunos de los actores del elenco de “2091”, producción que demandó más de tres años de trabajo desde los inicios del proyecto.

Una historia entre lo virtual y lo real

En el año 2091 el mundo es bipolar, donde Ciudad Destino se convierte en el exclusivo refugio de abundancia y orden, en contraposición con Nueva Manaos, donde el caos convive con el hacinamiento y la suciedad. En ese contexto, siete jugadores son reclutados por la Corporación Neodimio para participar de una partida clandestina en la luna de Calisto. A bordo de "Colonus", que es nave y consola de juego a la vez, compiten sí por la gloria y por un lugar en Ciudad Destino. Pero todo cambiará cuando Ferrán, el jugador más veterano, descubra la verdad siniestra que esconde el juego.

Comentarios