Edición Impresa
Viernes 21 de Junio de 2013

Nadie cedió el centro de la escena

A nadie sorprende ya que una fecha patria depare un acto público a medida de la jefa del Estado.

Fue un acto distinto. Por su organización, porque ningún protagonista quiso ceder el centro de la escena y hasta por los guiños políticos que ahora potenciarán expectativas y rumores.

A nadie sorprende ya que una fecha patria depare un acto público a medida de la jefa del Estado. Aunque este Día de la Bandera, otros intentaron jugar el mismo juego. La intendenta Mónica Fein repasó y reivindicó lo realizado por las administraciones socialistas en Rosario y hasta se anotó entre los "herederos" de Manuel Belgrano.

Cristina Kirchner respondió con una sugerencia de que Belgrano —su prócer predilecto—, en la actualidad, sería kirchnerista y atribuyó el crecimiento económico de la ciudad (con la construcción como paradigma) al modelo nacional y popular. Y no olvidó las consecuencias del accionar del narcotráfico.

Señal de una relación no tan distante, la Nación también confirmó los 50 millones de pesos para repavimentar la avenida Belgrano por la llegada del rally Dakar y la adjudicación de obras para algunos barrios por otros 60 millones.

 

Comentarios