Acoso sexual
Sábado 16 de Julio de 2016

Naciones Unidas le pidió a Argentina que revise sus leyes sobre el aborto

Desde su sede en Ginebra, observó que el derecho de las mujeres es muy restrictivo en nuestro país y no se aplica de manera uniforme.

La Organización Naciones Unidas pidió ayer a Argentina que revise su legislación sobre el aborto porque éste "resulta muchas veces inaccesible" y pidió que se introduzcan excepciones a su prohibición.

El comité de derechos humanos de la ONU también expresó en su informe preocupación por el llamado "caso de Belén", en que un tribunal de la provincia de Tucumán halló culpable en abril a una mujer de haber asesinado a su bebé en el baño de un hospital público y la sentenció a ocho años de prisión. El comité pidió revisar el caso "con miras a la inmediata liberación" de la joven de 27 años (ver aparte).

En el informe, emitido en Ginebra (Suiza), la ONU asegura que la ley argentina que reafirma el derecho de las mujeres a interrumpir sus embarazos en todas las circunstancias permitidas por la ley, incluyendo cuando éste es producto de una violación, no se aplica de forma uniforme en el país.

También asegura que el aborto es muchas veces inaccesible por falta de instrumentación de protocolos médicos, objeción de trabajadores de salud y otros obstáculos.

El pedido de la ONU al país surgió en momentos en que la canciller argentina Susana Malcorra está postulada al puesto de secretaria general del organismo mundial. Portavoces de la cancillería argentina dijeron que de momento no tienen comentarios sobre el informe.

Sin embargo, el secretario de Derechos Humanos del gobierno macrista, Claudio Bernardo Avruj, dijo a medios internacionales que "la justicia tiene que articular, lograr más conciencia" sobre el tema del aborto.

"El aborto libre es una figura controversial que requiere mucho análisis en la sociedad porque hay muchos sectores que pueden opinar diferente", expresó el funcionario. "Lo que tenemos que lograr cuando se trata del aborto no punible es mayor acceso a la justicia, mayor rapidez en los tratamientos".

Respecto al "caso de Belén", Avruj dijo que el gobierno argentino, al igual que el comité de la ONU, también ha expresado preocupación y que espera "una pronta resolución".

El informe de la ONU se hizo público dos semanas después de que en la Cámara de Diputados de la Nación se presentara nuevamente el proyecto de ley surgido en la campaña nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

La propuesta, que lleva la firma de 34 legisladores, consagra el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) en las primeras 14 semanas de gestación sin tener que dar ninguna explicación, como en España; y más allá de ese plazo, en casos de violación si estuviera en riesgo la vida o la salud física, psíquica o social de la mujer, o si existieran malformaciones fetales graves.

Con la redacción de la diputada Victoria Donda, autora, titular del bloque de Libres del Sur, varios de los firmantes son presidentes de bancadas: Héctor Recalde (FpVictoria), Margarita Stolbizer (GEN), Myriam Bregman (PTS), Leonardo Grosso (Peronismo p/Victoria), Alicia Ciciliani (PSocialista), Néstor Pitrola (Frente de Izquierda), Alcira Argumedo (Proyecto Sur). Del PRO, lo acompañan Carlos Villalonga, Samanta Acerenza, Marcelo Wechsler y Sergio Wisky.

El comité de derechos humanos de la ONU publicó el informe como parte de las evaluaciones que hace el organismo de los países que han ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

En el reporte de ocho páginas, el comité pide a Argentina que al revisar su legislación sobre el aborto también evalúe la legislación criminal existente. Denuncia además "altos índices de abortos clandestinos".

"El estado debe asegurar que todas las mujeres y niñas puedan acceder a los servicios de salud reproductiva en todas las regiones del país", afirma el documento.

La lentitud en el avance de investigaciones por casos de violación de derechos humanos en el pasado es otro aspecto de crítica de la ONU. El comité pide intensificar esfuerzos en tramitación de investigaciones, incluyendo delitos cometidos por empresarios contra trabajadores durante la dictadura.

Una de las investigaciones en la que el comité también pide urgencia es la del ataque ocurrido en 1994 contra el edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (Amia) en Buenos Aires.

El informe denuncia además "violencia institucional penitenciaria" en las prisiones de Argentina debido al alto número de casos de tortura y malos tratos contra presos.

Cruces en Europa. Organizaciones católicas europeas están levantando la voz porque en la agenda de la ONU, dicen, "está la promoción del aborto" y porque el organismo considera una "tortura" contra las mujeres cuando este es ilegal. Las quejas se alzaron cuando la Comisión Europea, siguiendo la línea de la ONU, instó a Polonia a despenalizar el aborto y eliminar la objeción de conciencia para los médicos.

El gobierno de la primera ministra Beata Szydlo rechazó la "injerencia", dijo no a la "ofensiva abortista" y apuntó que el país cuenta "con una de las tasas más bajas de violencia doméstica y acoso sexual de Europa. Y que la brecha salarial entre hombres y mujeres está entre las más pequeñas de la Unión".

Comentarios