Edición Impresa
Jueves 23 de Julio de 2015

Música de campaña

Las campañas no sólo son recorridas por distritos y rosca con dirigentes políticos, sino que también son un tiempo en el que los precandidatos deben conseguir artistas que compongan jingles pegadizos para captar la atención de los votantes.

Las campañas no sólo son recorridas por distritos y rosca con dirigentes políticos, sino que también son un tiempo en el que los precandidatos deben conseguir artistas que compongan jingles pegadizos para captar la atención de los votantes. Así como el postulante del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, estará acompañado por la canción “Himno para la victoria” de Ricardo Montaner, su competidor de la UCR, Ernesto Sanz, estuvo muy cerca de conseguir la colaboración de un ícono del rock nacional de la década del 80: Miguel Mateos. Según supo esta sección, durante su veraneo en el balneario de Cariló, el radical recibió en su carpa playera la visita de una mujer que le comentó que su marido quería conocerlo. En pleno comienzo del año electoral, el mendocino no iba a echar a la señora, por lo cual aceptó conocer al misterioso hombre que era ni más, ni menos, que el líder de ZAS. La charla fue amable y variada, pero Sanz no se atrevió a “manguearle” una canción para la campaña, algo que en su
entorno todavía sufren. Por eso,  los spots televisivos y radiales del radicalismo estarán a cargo de músicos sesionistas y no del autor de “Tira para arriba”.

Tiempistas políticos K

A pesar de sus críticas a los medios de comunicación, el kirchnerismo comprende y sabe manejarse con los famosos  “tiempos de la tele”, incluso cuando debe defender al hijo de la presidenta Cristina Kirchner y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner.
El sorpresivo procedimiento ordenado por el juez federal Claudio Bonadio -apartado ya de la causa- en distintas oficinas patagónicas vinculadas al precandidato a diputado nacional pusieron en alerta al núcleo duro del Frente para la Victoria, quien salió a cuestionar al magistrado. Sin embargo, el bloque oficialista en la Cámara de Diputados aguardó, pacientemente, a que las condiciones mediáticas fueran más favorables para la difusión de su mensaje, ya que la presentación del regreso de Carlos Tévez a Boca ocupó las pantallas de todos los televisores.
Sentados y charlando, o repasando las palabras que iban a decir frente a las cámaras, los diputados nacionales, con Julián Domínguez y Juliana Di Tullio a la cabeza, esperaron a que el “Apache” dejara de hacer jueguito en el verde césped de la Bombonera y, ahí sí, defendieron a Máximo y arremetieron contra Bonadio.

Comentarios