Información Gral
Lunes 18 de Julio de 2016

Murió un joven durante un recital de La Renga en Santiago del Estero

Sebastián Alfonso Medina, de 26 años, se desplomó durante la presentación del grupo. Sufrió un infarto fulminante

Un joven de 26 años, Sebastián Alfonso Medina, murió en la noche del sábado en medio de un recital que ofrecía la banda de rock La Renga en el anfiteatro Plaza Añoranzas, a metros del río Dulce en la capital de Santiago del Estero.

Medina vivía en el barrio Lourdes de la ciudad de La Banda, cercana a la capital provincial. Fuentes policiales informaron que sufrió una descompensación en pleno recital e ingresó sin vida al hospital Regional. Los resultados de la autopsia, realizada por el forense Marcelo Pagani, descartaron la presencia de drogas en el cuerpo y confirmaron que la muerte se dio de manera súbita por una arritmia que derivó en "un infarto fulminante". Desde el entorno familiar del joven ya habían manifestado que sufría de afecciones cardíacas.

"La víctima tenía el corazón grande y padecía problemas cardíacos congénitos. Fue un infarto fulminante que terminó con su vida al acto", afirmó el juez que entiende en la causa, Darío Alarcón. Desde un principio, el magistrado había barajado la posibilidad de que el joven hubiera muerto por una descompensación causada por muerte súbita, ya que había ingresado al hospital sin golpes ni lesiones, informó.

En las redes sociales los fanáticos de la banda y amigos de Sebastián, quien vivía en La Banda, la segunda ciudad en importancia de la provincia, distante a 7 kilómetros de la capital, expresaron su dolor y congoja por esta muerte y enviaron mensajes de fuerza y resignación a su familia.

Otros episodios trágicos vinculados con un recital de La Renga, ya ocurrieron en el pasado. En enero de 2015, Ismael Sosa, de 25 años apareció muerto, en medio de un confuso episodio, tras un recital del grupo en Córdoba. El cuerpo del joven apareció en el lago embalse de Río Tercero, en avanzado estado de descomposición. El joven había viajado desde la localidad bonaerense de Merlo al recital con su novia y amigos.

El 30 de abril de 2011, Miguel Ramírez, de 32 años, fue herido por una bengala en el cuello a poco de comenzar el recital de La Renga en el autódromo Roberto Mouras de La Plata. De inmediato, el hombre fue trasladado al hospital de Melchor Romero, donde falleció el 9 de mayo tras permanecer varios días con muerte cerebral.

Por el hecho, la Justicia platense condenó a nueve años y medio de prisión al joven Iván Fontán por arrojar la bengala que mató a Ramírez. El tribunal lo encontró culpable del delito de "homicidio simple con dolo eventual", es decir que debió representarse que con su accionar podía causar una muerte.El acusado siempre admitió en el proceso que él arrojó una bengala, aunque alegó que no podía saber si fue la que impactó en Ramírez, porque fueron varios los objetos pirotécnicos lanzados desde el público en la oportunidad.

También el sábado, pasado el mediodía, murió una persona durante la multitudinaria Marcha de los Bombos, evento que se realiza todos los años en la capital santiagueña como parte de los festejos por el cumpleaños de la ciudad.

La víctima, de apellido Luna y de 45 años, cayó fulminado por un infarto en la esquina céntrica de Libertad y Absalón Rojas mientras participaba de la tradicional marcha.

Comentarios