Información Gral
Domingo 10 de Julio de 2016

Murió Sydney Schanberg, el cronista que inspiró "Los gritos del silencio"

Schanberg trabajó para ese medio y ganó el premio Pulitzer por su cobertura de la caída de Camboya en manos del Jemer Rojo en 1975.

El periodista estadounidense Sydney Schanberg, cuyas crónicas y reportajes inspiraron la película "Los gritos del silencio" (The killing fields), murió a los 82 años, según precisó ayer el diario The New York Times. Schanberg trabajó para ese medio y ganó el premio Pulitzer por su cobertura de la caída de Camboya en manos del Jemer Rojo en 1975.

El reportero falleció en Poughkeepsie, Estados Unidos, tras sufrir un ataque cardíaco.

Su muerte ha sido confirmada por Charles Kaiser, un amigo del mismo periódico donde trabajó el corresponsal, que informó que Schanberg sufrió un infarto el martes pasado.

Schanberg representaba la estampa del corresponsal extranjero ideal: aventurero, desconfiado de las autoridades, con el instinto periodístico que le llevaba a estar en el lugar adecuado en el momento preciso. Un apasionado de su trabajo que consideraba que dar voz a los que no podían alzarse era fundamental en su oficio.

En la primavera de 1975, cuando la guerrilla comunista del Pol Pot se precipitaba sobre la capital de Camboya, Phnom Penh, para tomar la ciudad después de cinco años de guerra civil, Schanberg y su asistente y fotógrafo camboyano, Dith Pran, hicieron oídos sordos a los llamamientos de las autoridades y directivos del periódico a abandonar la ciudad.

A partir de entonces fueron de los pocos periodistas que permanecieron en el país para documentar los inicios del régimen de los Jemeres Rojos, uno de los más cruentos del siglo XX, que acabó con la vida de casi tres millones de camboyanos y se prolongó hasta 1979. Por la cobertura del conficto ganó el premio Pulitzer en 1976.

Más tarde publicaría un artículo, luego editado en libro, "La muerte y la vida de Dith Pran", centrado en la historia de supervivencia de su asistente Dith Pran, que estuvo preso en uno de los campos de concentración del régimen, conocidos como "campos de la muerte", y que sirvió de inspiración al director Roland Joffé para crear la película "Los gritos del silencio" en 1984, ganadora de tres Oscar, que relata las atrocidades del régimen maoísta camboyano.

Como los miles de camboyanos que fueron obligados a trabajar en campos de trabajo forzado, Pran soportó cuatro años de la hambruna y tortura antes de escapar a Tailandia el 3 de octubre de 1979. Un año después se trasladó a Estados Unidos.

En 2008, Pran murió de un cáncer de páncreas en un hospital de Nueva Jersey, Estados Unidos. Tenía 65 años.

Comentarios