Información Gral
Domingo 20 de Noviembre de 2016

Murió el nene que se disparó accidentalmente

La muerte del nene, llamado David Navarro, fue informada por médicos del hospital, quienes explicaron que se produjo tras la operación que le realizaron para extraer la bala que tenía alojada en la parte anterior del cuello.

El niño de siete años que se encontraba en coma farmacológico luego de dispararse un tiro en la cabeza con el arma de su padre falleció ayer cerca de las 9 en el Hospital Materno Infantil de Mar del Plata, donde estaba internado desde el jueves, informaron las autoridades de ese centro asistencial.

   La muerte del nene, llamado David Navarro, fue informada por médicos del hospital, quienes explicaron que se produjo tras la operación que le realizaron para extraer la bala que tenía alojada en la parte anterior del cuello. El hecho se registró el jueves último alrededor de las 15, cuando el nene encontró un revólver calibre 32 en el auto de su papá, comenzó a manipularlo y el arma se disparó impactándole en la frente. El chico fue trasladado a la sala de salud de la localidad de Vivoratá, ubicada sobre la ruta 2 a unos 40 kilómetros de Mar del Plata, donde llegó con un paro respiratorio. Allí, los médicos le realizaron maniobras de reanimación y lograron estabilizarlo antes de derivarlo al hospital Materno Infantil marplatense.

El padre quedó imputado de homicidio culposo.

Comentarios