Economía
Martes 31 de Mayo de 2016

Mujeres sin aportes deberán tener 65 años para obtener la jubilación

Actualmente, la edad es de 60 años. El proyecto oficial crea una pensión universal por vejez, que unifica los requisitos para hombres y mujeres.

El proyecto de ley que propone un plan de pagos a jubilados que iniciaron o están en condiciones de iniciar juicios por actualización de haberes mal liquidados ingresará hoy al Congreso. La iniciativa, que se presenta en forma vinculada a un blanqueo de capitales, avanza también sobre distintos temas del sistema previsional. Además de flexibilizar la posibilidad de vender las acciones de la Administración Nacional de Seguridad Social (Ansés) en empresas privadas, crea una pensión universal a la vejez, que será del 80 por ciento de la jubilación mínima y se podrá cobrar a partir de los 65 años. Este sistema, que reemplazará a los programas de inclusión jubilatoria instrumentadas por los gobiernos kirchneristas, implica que subirá en cinco años la edad mínima para jubilación de las mujeres a las que les faltan años de aportes previsional.

El director de la Ansés, Emilio Basavilbaso, confirmó ayer que la suba de 60 a 65 años en la edad para jubilación de las mujeres a las que faltan aportes fue incorporada al proyecto de ley que presentará la gestión Macri a en el Congreso de la Nación, que también contempla el blanqueo de capitales y el reajuste jubilatorio para quienes deben cobrar más que la mínima.

El gobierno decidió no prorrogar en septiembre la moratoria previsional que había lanzado la administración kirchnerista y por la que la cobertura del sistema llegó al 97 por ciento, prácticamente una universalización previsional.

A cambio, la Ansés lanzará una pensión universal a la vejez, destinada a quienes no hayan contribuido, la cual será equivalente al 80 por ciento de una jubilación mínima para hombres y mujeres de 65 años.

El requisito de 65 años "es común para varones y mujeres", dijo Basavilbaso en declaraciones a radio La Red y aclaró que eso no neutraliza la posibilidad de que la persona siga contribuyendo para compensar los años en los que no hizo aportes y así poder adherir a la jubilación tradicional.

Así, quienes tengan, por ejemplo, 20 años de aportes podrán "comprar" los diez años de aporte que le faltan para llegar a la exigencia de 30 años para jubilarse de manera tradicional, puntualizó.

Basavilbaso avisó a la oposición que el pago del reajuste previsional a quienes no deberían cobrar la jubilación mínima está atado a la aprobación del blanqueo de capitales, porque ambos son parte de la misma ley.

"Se va a pagar el reajuste pero tengamos en cuenta que es una ley conjunta, va todo junto en la misma ley", dijo el funcionario.╠

Aseguró también que se avanzará también en la derogación de la ley que prohíbe la venta de acciones que el organismo tiene en una veintena de empresas, si no se cuenta con el apoyo de los dos tercios de ambas cámaras.

El presidente Mauricio Macri presentó el programa el viernes pasado, en un acto en el que pidió al Congreso que apruebe el proyecto "en tiempo récord".

Kicillof

El diputado nacional Axel Kicillof (FPV) reclamó que el blanqueo de capitales y el pago de las sentencias a jubilados se presenten como dos proyectos separados. "Deben ser dos proyectos separados con tratamiento individual", aseveró y justificó su posición al argumentar que "no puede atarse el blanqueo al pago de sentencias" a los jubilados.

Comentarios