Educación
Sábado 19 de Noviembre de 2016

Muestra de instrumentos científicos antiguos

Los profesores Gustavo Lima y Paloma Moreno, junto a algunos de los materiales que serán expuestos en el ECU.

El Superior de Comercio exhibirá en el Espacio Cultural Universitario (ECU) parte de los equipos de medición que conserva desde principios del siglo XX. "Estos objetos tan antiguos revelan un segmento de la historia de la institución", señala la profesora Paloma Moreno, en referencia a la muestra de aparatos de física que organiza la Escuela Superior de Comercio Libertador General San Martín en el marco de los festejos por los 120 años.

"Nuevas miradas de antiguos objetos" es el nombre de esta exposición que está prevista entre el 23 de noviembre y el 1º de diciembre en el ECU. Los visitantes podrán observar más de cuarenta equipos que fueron parte del material didáctico empleado en el laboratorio Luis Pasteur para la enseñanza y práctica en distintas disciplinas científicas.

El pasado de la escuela

"Se trata de un conjunto de instrumentos fabricados por una empresa alemana, que constituyen una muestra inapreciable de la historia de esta escuela, que capacitaba a los alumnos en comercio y también en artes y oficios. Son aparatos antiguos, que pueden adquirir otro valor y sentido", señala Paloma Moreno.

Agrega que "quien recorra la muestra y por primera vez descubra alguno de estos objetos puede animarse a imaginar qué hacían los científicos en aquel momento, cómo investigaban o cómo era un laboratorio de aquella época, es también una forma de acercarlos a la ciencia y de generar preguntas", reflexiona la profesora respecto de una muestra que no sólo ha sido pensada para quienes se apasionan con la física sino también para aquellos otros que verdaderamente aprecian entusiastas las muestras que exponen diversas antigüedades.

Equipos recuperados

Estos equipos han sido recuperados, identificados y catalogados para su conservación y revalorización. "Es una labor inconclusa porque todavía falta completar la catalogación de la colección y quedan muchas piezas por restaurar". Paloma Moreno se dedica a recuperar e investigar estos objetos desde hace quince años cuando ingresó a la escuela, y fundamenta la nueva mirada puesta en ellos.

Por otra parte, también agrega que "la idea es que salgan a la luz, y que los docentes de física se interesen y lo transmitan a sus alumnos". Y sostiene: "A veces no se le presta demasiada atención a estos objetos porque el trabajo en el laboratorio hoy prioriza que los chicos aprendan a manipular materiales, y no tanto a realizar demostraciones", reconoce la entusiasta docente.

El valor de lo antiguo

"Hace muchos años que estos objetos están ahí", continúa la impulsora de esta iniciativa. Algunos enteros y en buen estado colocados en vitrinas, otros guardados en cajas o en armarios de la escuela y que ya no tienen todas sus partes. Muchos dejaron de funcionar, y otros, en cambio, continúan vigentes y se utilizan en las clases de física para demostrar principios básicos", explica.

Sin embargo, para la profesora del Superior de Comercio, algunos de estos equipos deberían salir de circulación debido al valor histórico que representan sus piezas. "Es un trabajo de hormiga y que sólo se puede hacer en equipo. Todavía nos quedan muchos objetos por identificar", señala Paloma Moreno.

La docente está a cargo desde el mes de noviembre del laboratorio de Fibiqui (que incluye física, biología y química), y se halla acompañada en este proyecto por los profesores Gustavo Lima y Manuela Bollini.

También explicó la profesora que el procedimiento se inició con la identificación de cada objeto, y también con el estudio de algunos temas de física para conocer cómo funcionaban.

Agrega que "a través de internet, en la actualidad resulta más sencillo identificar los objetos, comparar fotos o darse cuenta si faltan piezas. Es una de las herramientas más importantes de esta práctica que pone en valor lo antiguo y surgió hace una década", señala la profesora de química que se apasionó también con la física y este trabajo de investigación y recuperación.

Experiencias en el laboratorio.

A principios de siglo, las grandes inversiones en educación y en formación técnica permitieron equipar laboratorios, y al día de hoy contar con estos instrumentos tan valiosos. Se realizaban demostraciones áulicas dónde los estudiantes medían una serie de magnitudes físicas, establecían relaciones entre ellas y verificaban una ley. Desde el punto de vista de la historia de la ciencia y su didáctica, una exhibición con estas maquinarias y aparatos resulta interesante para conocer cómo se realizaban los experimentos de física cien años atrás y cuáles eran los temas más importantes.

"Los objetos fueron construidos con materiales increíbles como maderas y bronces que hoy ya no existen, y tampoco hubieran durado tanto". La profesora destaca que también se exhibirán microscopios antiguos y cámaras de fotos, que pertenecen a la carrera de Calígrafo Público, que funciona dentro del Superior.

En la actualidad se conservan en la escuela más de 100 instrumentos de Física construidos alrededor de 1920, la mayoría de origen alemán procedente de la firma Max Kohl, considerada una de las productivas e importantes del siglo XX. "Muchos aparatos fueron diseñados para ser utilizados de manera conjunta, tenían conexiones compatibles entre ellos, el fenómeno que producía uno se usaba para el funcionamiento de otro. La máquina de Wimshurst, por tomar un ejemplo, es un generador electrostático que puede ser conectado a un molinete para hacerlo girar".

También explica que "algunos de esos materiales se conocían por el nombre de algún personaje real o mítico con el podían estar relacionados". Por ejemplo, indica que "la máquina de vapor de Herón proviene de la civilización egipcia. En ese marco, explica que "una de sus aplicaciones se encuentra en las puertas de Alejandría, poseen un sistema automatizado de apertura y cierre de las mismas", explica la profesora Paloma Moreno.

Objeto científico


Un museo virtual para consultar y conocer

"La escuela siempre tuvo la intención de armar un museo con todo este equipamiento, pero no fue posible por falta de espacio", reconoce Moreno. Sin embargo, la profesora recientemente concretó de algún modo esta idea original a través de un museo virtual que exhibe todos los instrumentos científicos existentes en el laboratorio Luis Pasteur. "Este registro sirve de inventario, así los alumnos pueden consultarlo cada vez que lo requieran", explica. la docente. Los interesados en conocer algunos de los aparatos de física que se expondrán en la citada muestra "Nuevas miradas de objetos antiguos" pueden visitar la página museoluispasteur.blogspot.com.ar.

Profesores de ciencia


Comentarios