mas
Domingo 16 de Octubre de 2016

Muchos de los problemas cardíacos fetales aún no se detectan a tiempo

Sólo se logra la detección precoz en centros especializados o con ecografistas entrenados. La buena noticia es que se pueden hacer cirugías intraútero, y que los niños tratados a tiempo pueden llegar a la adultez.

Sólo se logra la detección precoz en centros especializados o con ecografistas entrenados. La buena noticia es que se pueden hacer cirugías intraútero, y que los niños tratados a tiempo pueden llegar a la adultez

"Casi todas las patologías cardíacas de un niño por nacer pueden detectarse o sospecharse durante el embarazo, aunque hay algunas que son difíciles de diagnosticar como la anomalía del retorno venoso pulmonar o la coartación de aorta. Sin embargo, el problema reside en que la detección es baja: del 15 al 45 por ciento en la mayoría de los centros de salud", expresó Pablo Marantz, jefe de Cardiología Infantil del Hospital Italiano de Buenos Aires, quien estuvo en Rosario en las V Jornadas de Ecocardiografía Fetal, un curso práctico sobre ecografía obstétrica que tuvo lugar en el Sanatorio de la Mujer.

La insuficiente detección precoz es generalizada, pero en lugares especializados logran detectar las anomalías en el feto en el 80 al 95 por ciento de los casos. De allí que el entrenamiento de los ecografistas, como el que se hizo en Rosario, sea tan relevante, destacó Marantz, quien está dictando estos cursos de capacitación profesional en todo el país junto a médicos de su staff. En esta oportunidad vino acompañado por las especialistas Sofía Grinenco y Mercedes Sáenz Tejeira.

En diálogo con Más, el cardiólogo infantil mencionó que hay enfermedades que pueden tratarse intraútero. Estas son: "La estenosis aórtica crítica con evolución a la hipoplasia ventricular izquierda, la estenosis pulmonar crítica o atresia pulmonar y la apertura del tabique interauricular en caso de que este sea restrictivo". Pero son intervenciones que no se hacen en cualquier lugar. De hecho, en el mundo hay aproximadamente quince centros que hacen estos procedimientos. "Hasta ahora —agregó— se han realizado 250 intervenciones; el Hospital Italiano es uno de estos lugares, con 23 pacientes operados".

¿Algunas de estas enfermedades del corazón están relacionadas con antecedentes familiares o conductas de las embarazadas que puedan perjudicar el corazón del bebé? "Sí, algunos antecedentes familiares aumentan el riesgo de tener un hijo con cardiopatía congénita: madre, padre o hermano que hayan tenido cardiopatías; enfermedades maternas como lupus o diabetes; la ingestión de medicamentos teratogénicos como el litio, la ingestión de alcohol o drogas", dijo el médico, aunque aclaró que esos casos identificados con antecedentes o conductas maternas son pocos porque los problemas en el corazón se presentan en embarazos sin ningún factor de riesgo identificable en el 90 por ciento de los casos.

Marantz señaló que a todas las embarazadas se les realizan actualmente ecografías en los hospitales públicos, pero el problema es que si los ecografistas no sospechan la cardiopatía no derivan a la embarazada a un cardiólogo fetal para confirmar el problema. Y en ese caso, el niño nacerá sin diagnóstico, que es lo que sucede muchas veces.

¿Cómo son las expectativas en cuanto a calidad de vida de niños nacidos con problemas en el corazón? "Muy buenas. Hoy, la mortalidad quirúrgica es sólo del 3 por ciento, significa que la mayoría llegará a la adultez", puntualizó.

Sobre los controles y el seguimiento médico que debe tener un niño nacido con una cardiopatía congénita, Marantz reconoció que el problema está en el paso de la infancia a la adolescencia, y de allí a la adultez. "Durante la infancia está todo bien organizado, tanto en el ambiente privado como en el público de la salud, pero hay que prestar atención a lo que pasa en la transición de nuestros pacientes a la adultez. Los sistemas no están preparados para la atención integral de los pacientes, por eso, se trabaja en algunos centros en la conformación de secciones de Cardioptías Congénitas del adulto con médicos cardiólogos infantiles y de adultos". Esto —mencionó el especialista— sería el otro polo del área fetal y es muy importante ya que actualmente la cantidad de adultos con cardiopatías congénitas supera a los niños que han nacido con ese problema.

Comentarios