El Mundo
Sábado 14 de Mayo de 2016

Movilizaciones chavistas y opositoras en Venezuela

Marcada división en la nación bolivariana en torno a la activación del referéndum revocatorio del mandato del presidente Maduro

El oficialismo y la oposición en Venezuela llamaron a marchar ayer en Caracas, en una nueva jornada de demostración de fuerza popular dentro del proceso para activar un referéndum revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro. Mientras la oposición hará una manifestación para exigir el respeto a las firmas recolectadas para solicitar la consulta contra Maduro, el oficialismo expresará apoyo a los esfuerzos del gobierno bolivariano por activar lo que llama "motores productivos", con los que busca enfrentar la crisis económica.

El vicepresidente venezolano, Aristóbulo Istúriz, convocó a los movimientos sociales que apoyan al gobierno a la manifestación que culminará en la céntrica plaza Diego Ibarra, donde Maduro planea lanzar el "motor de economía comunal y socialista", entre los 15 que conforman la llamada Agenda Económica Bolivariana. Explicó que este sector contará con el apoyo de los grupos sociales afines al gobierno, o comunas, que se conformaron para atender problemas sociales. La Agenda Económica es la propuesta de Maduro para enfrentar la crisis económica, que se ha agravado este año por la caída de los ingresos petroleros, y se manifiesta en escasez de bienes en los mercados locales e inflación galopante. El gobernante responsabiliza de la situación a lo que llama una "guerra económica", supuestamente impulsada por empresarios acaparadores.

A la vez, la oposición continuará con sus movilizaciones para exigir que el Consejo Nacional Electoral (CNE) cumpla con los tiempos del reglamento sobre referéndums, que está en la fase de la verificación de las firmas entregadas para solicitar la consulta. La alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) llamó a sus partidarios a concentrarse en el este de Caracas, tres días después que una movilización hacia la sede principal del CNE fuera impedida y reprimida por un cordón militar y policial.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, cargó contra el CNE, al que acusó de cumplir "órdenes" para retardar el proceso hacia el referéndum y evitar que se haga este año. "Al parecer la estrategia de algún genio del gobierno es que para sobrevivir se debe retrasar el referéndum. El referéndum es una vía constitucional y pacífica", dijo a la prensa.

Validación de firmas. La oposición sostiene que el CNE incumplió el plazo de cinco días para validar las firmas entregadas el 3 de mayo. La MUD presentó 1,85 millón de firmas, casi diez veces las exigidas para esta etapa, o sea 195.721, que representan el 1 por ciento del padrón electoral para solicitar el referéndum. Torrealba alertó que mientras el gobierno intenta retrasar la consulta, el malestar social continúa creciendo y "le va a pasar por encima".

Los demócratas piden a Sanders que despeje el camino a Hillary

Aumenta entre los demócratas la presión para que Bernie Sanders dé un paso al costado y despeje el camino de Hillary Clinton hacia la nominación presidencial ante el temor de que la continua presencia del senador socialista en la contienda afecte las posibilidades de Clinton en la elección ante el republicano Donald Trump. Sanders sigue sumando victorias en una causa perdida, ya que no tiene casi posibilidades de descontar la ventaja que le lleva Clinton en la suma de delegados que elegirán al candidato en la convención partidaria. Sus recientes triunfos, no obstante, animan a sus partidarios, que juegan con la idea de que su candidatura sigue tomando impulso. Clinton no le pidió a Sanders que se retire en vista de que ella misma se mantuvo en la contienda hasta bien entrado junio en 2008. Pero ahora que Trump se aseguró la nominación republicana, muchos demócratas creen que podrá sacarle provecho a la decisión de Sanders de seguir dando pelea y que podría tratar de captar el voto de sectores independientes que apoyan al senador.

Dos frentes. Si bien Clinton se ha concentrado en criticar a Trump, sus allegados dicen que el tener que pelear en dos frentes afecta sus posibilidades de cortejar a los partidarios de Sanders y al mismo tiempo a los sectores independientes que podrían inclinarse por Trump. Además, debe dedicarle tiempo a los Estados donde hay primarias en lugar de enfocarse en aquellos que podrían inclinar la balanza en las elecciones generales. La insistencia de Sanders en seguir en la contienda hace que Obama y el vicepresidente Joe Biden se mantengan al margen, lo que priva a Clinton de dos figuras de peso que pueden rendirle muchos dividendos.

Comentarios