Edición Impresa
Jueves 28 de Enero de 2016

Moria Casán, ñoqui de Scioli

Un nuevo escándalo tiene ocomo protagonista a Moria Casán. Y no fue el único del verano.

Un nuevo escándalo tiene ocomo protagonista a Moria Casán. Y no fue el único del verano. En esta ocasión, fue denunciada públicamente de ser “ñoqui” en el gobierno de Daniel Scioli. Luego de una auditoría sobre los gastos y contratos, se detectó que la vedette cobraba un salario mensual de Aguas Bonaerenses SA. Moria fue una de las figuras del espectáculo que adhirió con más entusiasmo a la candidatura presidencial de Scioli; incluso, en varias oportunidades se la puso ver en el búnker del Frente para la Victoria. ¿Tendrían relación su compromiso político y el sueldo que cobraba?

Un planteo con la mirada en 2017

Todavía no pasaron dos meses desde el cambio de autoridades en el país, y algunos ya están pensando en las elecciones de 2017. Parece como demasiado apurado, pero es lo que sucede. Los intendentes bonaerenses del PJ le pidieron a la gobernadora María Eugenia Vidal que elimine las primarias abiertas simultáneas y obligatorias. El tema todavía no está en la agenda política, pero como viejos conocedores del terreno que son, no quieren sorpresas ni correr detrás de los hechos consumados. El mismo planteo ya llegó también al Ministerio del Interior y la respuesta fue contundente: es apresurado. Es cierto que muchos intendentes y jefes comunales quedaron en el camino con las Paso, pero al menos los muchachos podrían tenerse un poco más de fe.

La ley que divide a los actores

Las diferencias políticas e ideológicas entre los actores volvieron a ponerse de manifiesto. Más allá del decidido encolumnamiento de varios de ellos para las recientes elecciones, ahora la discusión está centrada en la Ley de Actores, que se sancionó en octubre del año pasado. En ese momento fue celebrado por la Asociación argentina y por las figuras más ligadas al kirchnerismo, que defendieron los avances que la misma traía aparejados. Sin embargo, ahora aparecieron algunas voces críticas, que tienen en Luis Brandoni a uno de sus máximos exponentes. Si bien la norma contempla mejoras laborales, e incluso los considera como trabajadores en relación de dependencia, muchos artistas buscan introducir modificaciones. Incluso, hace unos días, alrededor de 40 actores firmaron un petitorio para que el Congreso trabaje en su perfeccionamiento.

Comentarios