Policiales
Sábado 11 de Junio de 2016

Monchi Cantero también fue imputado por instigar y encubrir una seguidilla de cuatro crímenes en 2013

Una jueza lo vinculó a la seguidilla de muertes cometidas en mayo de 2013, en venganza por la muerte de su hermano Claudio "Pájaro" Cantero.

"Yo no mandé a matar a nadie. Quiero hacer una pregunta: ¿en qué se basan para culparme de ésto?" Ese fue el breve descargo de Ramón Ezequiel Machucha, conocido también como Monchi Cantero, en los Tribunales provinciales al ser indagado ayer como instigador o autor intelectual y encubridor de una seguidilla de homicidios ocurridos en mayo de 2013 para vengar el asesinato de su hermano de crianza y entonces líder de la banda de Los Monos, Claudio "Pájaro" Cantero. El hombre de 33 años que estuvo prófugo tres años hasta el lunes pasado, cuando fue capturado en la Capital Federal, ya había sido acusado en audiencias realizadas el miércoles de ser jefe de la asociación ilícita a la que se le asignan delitos indeterminados. Apenas cumplió el trámite de ayer, "El mabu", como se autodenominó en entrevistas que brindó desde la clandestinidad por ser el más buscado en la provincia, fue derivado a la cárcel de Coronda.

Otro gran operativo. Como ocurrió desde que fue hallado en el barrio porteño de Villa Mitre, durante su traslado a Rosario y cuando piso por primera vez los Tribunales el miércoles, ayer hubo otro inusual despliegue de fuerzas de seguridad de la policía provincial pertrechados con cascos, chalecos y armas largas para custodiar la segunda visita formal de Monchi al edificio de Balcarce y Montevideo.

Llegó a las 8.50 en una caravana de vehículos blindados de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) que ingresó por la esquina de Moreno y Montevideo al subsuelo del edificio y de allí fue traslado por los pasillos internos de la alcaidía al despacho de la jueza Delia Paleari, que instruye dos causas en las que Monchi aparece imputado.

Una de las causas es el asesinato de Diego Demarre, dueño del boliche Infinity Night de Villa Gobernador Gálvez frente al cual el 26 de mayo de 2013 asesinaron a Pájaro Cantero, a quien mataron un día después frente a su casa de Maipú y bulevar Seguí.

La otra causa tramitada en ese juzgado es el triple crimen ocurrido la tarde del 28 de mayo de 2013 en Francia y Acevedo, donde dos hombres a bordo de una moto balearon la camioneta en la que se trasladaban Marcelo Alomar, Norma César, su pareja, y tres de sus hijos. Nahuel César y Alomar fallecieron en el acto, mientras que Norma murió meses después en el hospital. Es hecho se vinculó como una venganza por la muerte de Pájaro. Es que apenas mataron al líder de Los Monos trascendió como autor un tal Milton.

Pero la vendetta fue errada porque los sicarios confundieron a los César con Milton Damario, quien luego sería identificado y procesado junto a otras dos personas como uno de los matadores del Pájaro.

Las escuchas. Ayer Monchi fue indagado en esa causa en base a escuchas telefónicas posteriores al hecho que lo ubican "preocupado" por las consecuencias del ataque. Con esa prueba como principal argumento, la fiscal Magdalena Mazzini lo imputó de instigación y encubrimiento de homicidio agravado por uso de arma de fuego en tres hechos en concurso real.

En esa instancia el abogado defensor Fausto Yrure le solicitó a Mazzini que especifique cuáles eran las escuchas que sostenían su idea del caso. La fiscal no pudo precisarlo pero indicó que figuran en los CD's "28 a 33 de las escuchas telefónicas" que constan en la causa que instruyó desde un inicio el juez Juan Carlos Felipe Vienna.

Yrure insistió con que al menos se indique una conversación y la fiscal replicó que la instigación surgía de la teoría del caso que configuró el Ministerio Publico. "Se trata de una asociación destinada a cometer delitos, donde hay una cabeza que es el autor intelectual" y se remitió a las fojas 2.228 del expediente donde figuran la transcripción de la conversación del 28 de mayo de 2013.Según las intervenciones, a las 17.20 de ese día Machuca recibió una llamada radial: "Monchi, son cuatro heridos y dos muertos. La vieja que está herida, Alomar que está muerto, el acompañante también está herido y un muerto más". Y él pregunta sobre las edades de los heridos, si eran grandes o había menores.

Para la fiscal eso indicaría que estaba "controlando a todas luces un hecho previamente ordenando, al preguntar de manera particular qué pasó con los pasajeros de la camioneta atacada. Si bien en ese triple homicidio hubo seis personas imputadas por distintos roles, todas fueron sobreseídas.

"No tengo nada que ver". Pero Monchi se despegó también del caso. Como lo hizo cuando fue indagado el miércoles por el homicidio de Lourdes Cantero (la nena de 14 años que murió el 14 de marzo de 2013 al recibir una bala en el tiroteo a un búnker de droga que supuestamente mandó a cerrar Machuca en barrio de la Carne) insistió con su inocencia.

"Yo no mandé a matar a nadie. Quiero hacer una pregunta ¿en qué se basan para culparme de esto?", se defendió el sindicado como uno de los jefes de Los Monos, que permaneció una hora y media dentro del juzgado.

Por el caso de Lourdes Cantero fue condenado en abril pasado el policía Juan Angel Dalmastro, un ex agente de inteligencia de la ex Drogas Peligrosas también señalado de integrar la banda. Se captó que habilitó el ataque a la casa porque allí funcionaba un búnker de drogas, que Monchi quería cerrar. En esas escuchas también surgió que dio la orden de balear la vivienda a un tirador identificado como Gabi.

Comentarios