Policiales
Miércoles 15 de Junio de 2016

Misterioso tiroteo contra un bar de barrio Alvear

A la madrugada le descargaron una ráfaga de ametralladora con balas 9 milímetros. Investigan vínculos con la interna de la barra leprosa.

Pasada la medianoche de ayer el frente del bar "El 14", ubicado en Biedma y San Nicolás, recibió al menos 27 balazos calibre 9 milímetros. A esa hora el pequeño local de barrio Alvear estaba cerrado, y los vecinos indicaron que se escucharon "varias ráfagas de disparos", lo que hace inferir la presencia en manos de los atacantes de una pistola ametralladora o reformada para disparar con continuidad. "El ruido era infernal, temblaba todo. Fueron ráfagas de disparos. Yo escuché, pero qué vas a salir, a ver si por curioso te pegan un tiro", indicó un vecino aún atemorizado.

"Acá suelen venir pibes con la camiseta de Newell's, pero no podría asegurarte si son o no gente de la barra brava. Lo que es grave, es que enfrente del bar hay dos cámaras de videovigilancia y la policía nos dijo que no registraron el ataque. Todos vieron un Peugeot 206, pero la cámara no lo captó", indicó a su turno el hijo de la propietarioa del local. "Por ahí vienen y se juntan un par de hinchas de Newell's y se paran acá. Digo que debe ser por eso porque mi mamá es una señora grande y no tiene problemas con nadie".

Tres horas más tarde a ese ataque en barrio Alvear, otra ráfaga de disparos se escuchó a unas 20 cuadras de allí, en la villa Moreno. Y este hecho, que en un primer momento pareció estar vinculado a la primera balacera, finalmente fue algo ajeno y hasta con móviles presuntamente distintos (ver aparte).

Desde un auto. Pasada la 1 de la mañana un auto (presumiblemente un Peugeot 206 gris) se detuvo frente al bar "El 14", en Biedma y San Nicolás. Desde el interior del mismo, con sólo bajar una ventanilla, alguien abrió fuego con una o más pistolas calibres 9 milímetros contra la fachada. El bar estaba cerrado y los vecinos indicaron que "por ahí vienen y se juntan un par de hinchas de Newell's y se paran acá con sus camisetas. Digo que debe ser por eso", relató un residente.

"Acá en el barrio todos los días tiran tiros, ya es tierra de nadie esto", explicó otro vecino del lugar. "No es la primera vez que hay lío o peleas en ese bar", agregó una vecina de la cuadra.

Al llegar el Comando Radioeléctrico los propietarios del local le dieron una bolsa con alrededor de 50 vainas servidas, según describió uno de los dueños de "El 14" sin comprender que el haber levantado esos restos de balas alteró por completo la escena criminal. Sin embargo, oficialmente se informó que del lugar se incautaron 27 vainas servidas y 7 ojivas deformadas.

Frente al bar hay dos cámaras de videovigilancia. "La policía nos dijo que ninguna de las dos cámaras tomó el ataque al bar. Y eso que el auto se estacionó antes de que dispararan desde su interior", agregó un vecino. La denuncia quedó radicada en la comisaría 18ª.

Móviles. En cuanto al móvil del atentado, algunos investigadores no descartaban que pueda tratarse de un episodio ligado a la interna de la barra de Newell's, que parece estar al rojo vivo tras el asesinato Matías Hernán "El cuatrerito" Franchetti, acribillado el martes 7 de junio frente al ingreso de El Coloso del Parque cuando aspiraba a subirse a lo más alto del paravalanchas rojinegro.

Y en ese sentido, muchos dicen que en "El 14" suelen juntarse seguidores cercanos al ex líder de la barra Diego "Panadero" Ochoa, quien vive a unas diez cuadras de allí y está preso e irá juicio por estar considerado como el autor intelectual del crimen de su antecesor, Roberto "Pimpi" Camino; por ordenar el crimen de Maximiliano "Quemadito" Rodríguez; y ser el impulsor del ataque a tiros de su ex ladero Matías Pera.

Comentarios