Información Gral
Viernes 13 de Enero de 2017

Misterioso asesinato de una rica y exitosa escritora inglesa

Creen que estaba viva cuando la arrojaron a un pozo séptico. Tenía rastros de un barbitúrico recetado a su novio, quien heredará una fortuna

Helen Bailey era una famosa autora de libros infantiles y juveniles británica de 51 años cuya muerte responde a un policial de Dashiell Hammett: su cuerpo apareció el año pasado en una fosa séptica situada bajo el garaje de su casa, y en el juicio que se ventila por estos días se revelaron detalles escalofriantes del crimen.

Bailey, autora de más de 20 libros, entre ellos la serie para adolescentes "Electra Brown", desapareció en abril del año pasado y tres meses después fue encontrado su cuerpo.

El novio de la escritora, Ian Stewart, de 56 años, está acusado de su asesinato y es juzgado actualmente en el tribunal de St. Albans (al norte de Londres). El hombre está acusado de haber drogado a su novia antes de echar su cuerpo a un pozo séptico ubicado en los fondos de la vivienda de la mujer, en Royston, en las afueras de Londres.

El patólogo Nat Cary, del Ministerio de Interior, declaró al tribunal que Bailey estaría sedada pero aún con vida cuando fue arrojada al pozo. De acuerdo con los detalles de las pruebas forenses, el fármaco Zopiclone, que ayuda a dormir y que los médicos le habían recetado a Stewart, estaba presente en el hígado y los músculos de la escritora, pero debido al tiempo transcurrido entre su desaparición y el hallazgo del cuerpo, era difícil establecer la cantidad que había en el organismo cuando fue colocada en la fosa.

Por su parte, el médico de Stewart, Afshan Khan, declaró al tribunal que le recetó el medicamento en enero del año pasado y que sólo puede ser considerado seguro para el paciente que lo necesita.

La muerte de la escritora habría tenido un motivo económico, puesto que Stewart era el principal beneficiario de su fortuna, estimada en unos cuatro millones de libras (4,6 millones de euros), si bien el acusado niega los cargos de asesinato y fraude.

Según el fiscal Stuart Trimmer, Stewart suministró somníferos a Bailey como parte de un "asesinato deliberado y planeado".

Según el testimonio del hermano de la escritora, James, Stewart le había dicho en broma una vez que el pozo séptico sería un buen escondite de un asesinato.

Aunque no había signos evidentes de lesiones físicas, Bailey podría haber sido asesinada por el método de la asfixia o incluso aún estaba viva y sedada cuando fue puesta en la fosa séptica, dijo el médico forense Nat Cary.

Bailey fue dada por desaparecida en mayo de 2016, pero no fue hasta tres meses después cuando se encontró su cadáver.

Bailey es una escritora muy popular en el Reino Unido. Escribió más de 20 libros y creó las sagas de novelas de "Electra Brown" y "Daisy Davenport" para adolescentes, y escribió un blog llamado Planet Grief después de que su marido de 22 años se ahogara durante unas vacaciones en el Caribe en 2011.

Comentarios