Ovación
Domingo 11 de Septiembre de 2016

Mismo pueblo, distinta vereda

Papa y Osella son de Acebal: uno con corazón canalla, otro leproso.

A Emiliano Papa y Diego Osella se los pueden catalogar como dos de los ciudadanos ilustres que tiene Acebal. Esa comuna que surgió como colonia agrícola en 1890. La misma donde los primeros pobladores fueron inmigrantes yugoslavos. La misma en la que después llegaron heridos por la Segunda Guerra Mundial italianos y españoles. El lateral izquierdo y el entrenador se conocen desde años. Crecieron en la capital provincial de la poesía con la pelota debajo de la suela. Emi sigue en actividad. Defiende la camiseta de Tigre, aunque hizo las inferiores y fue promovido al profesionalismo en Central. Diego también fue futbolista. Pero se formó en la otra vereda. Debutó en Newell's y hoy en día es el actual entrenador. Cuando coinciden, cruzan palabras como dos campechanos más en esa localidad que dista a poco menos de 40 kilómetros de Rosario. Recorren las mismas calles. Pero en el interior saben que transitan por veredas opuestas. Uno está identificado con los canallas. El otro está enfermo de lepra. Seguramente en el Coloso cruzarán saludos. Y también alguna que otra sonrisa cómplice.

   Rosario es un imán. Sobre todo Central y Newell's. Albergan a cientos de chicos año a año de diversas latitudes con el sueño de vestir alguna de las dos camisetas. Y tanto Papa como Osella lo lograron. De camadas bien diferentes pero con la misma pasión por la pelota, ambos forjaron la ilusión en caminos antagónicos.

   Pero el destino los pondrá hoy cara a cara una vez más. No como si estuviesen en el viejo bar de Acebal compartiendo una mesa junto a los pilotos del TC Pista Ramiro Galarza y el Colo Diruscio. O en una charla con el actual volante de Central Córdoba, el Oreja Borzani. O con el ex delantero rojinegro Pablo Vranjicán. Papa y Osella tienen una buena relación. Se conocen desde hace años. Caminan por las mismas calles del pueblo. Pero transitan por veredas opuestas desde lo deportivo.

Comentarios